Santiago Sáenz Pinto

Abogado | Sáenz & Asociados

Profesional verificado

Sobre Santiago Sáenz Pinto

Santiago Sáenz Pinto reúne las condiciones ideales que se pueden pedir a un abogado: profesionalidad, respeto por la ética, conocimiento y amplia experiencia. Todo ello confluye en este letrado con casi 40 años al servicio del oficio que atiende en todas las islas del archipiélago canario tanto a particulares como a empresas. Dominador del inglés, a lo largo de su trayectoria se ha especializado también en dar servicio a ciudadanos extranjeros.

Fundador del despacho ‘Sáenz y asociados abogados’ su especialidad es resolver problemas relacionados con materias civiles, mercantiles, temas inmobiliarios y asuntos bancarios, además de ser administrador concursal y un experto en todo lo relacionado con contratos. También brilla en Derecho del Turismo, una rama dentro del derecho Administrativo con mucha relevancia en España.

Entre sus características destaca la defensa ética del oficio, que dice debe ser un ejemplo de honradez. Considera la sinceridad y la confianza como aspectos elementales en la relación cliente-abogado, y además destaca como gran negociador.

El despacho se caracteriza también por el uso de la tecnología lo que otorga mucha flexibilidad en el momento del contacto, una disponibilidad que se extiende también al horario y al presupuesto.

Estudios de Santiago Sáenz Pinto

Universidad Complutense de Madrid Derecho

Santiago Sáenz Pinto es especialista en

Preguntas y respuestas sobre Santiago Sáenz Pinto

¿Nos podrías contar acerca de tu experiencia laboral?

Mi trayectoria arranca en 1978, cuando comencé en Las Palmas de Gran Canaria dentro del despacho de Enrique Montero. En 1980 fundé junto a dos socios un despacho propio y unos pocos años más tarde, en 1983, me trasladé a Tenerife donde establecí Sáenz y Asociados, donde continúo actualmente.

¿Cuál es tu principal habilidad o destreza como profesional?

La negociación. El saber hacerlo bien es una gran habilidad, y hacerlo tanto con la parte contraria como con los compañeros. Para mí esto tiene más éxito que ganar un juicio ya que ahorro tiempo y dinero al cliente. El buen negociador tiene que tener experiencia. Se pueden aprender cosas teóricas pero la psicología se aprende sentado en un caso real, hablando y negociando con las partes. Con el tiempo y la experiencia uno hace su propia escuela, marca sus claves y sus estrategias.

Otra de mis habilidades es que siempre pongo el foco en el cliente. Busco aquello que yo puede hacer y que resulte un éxito para el cliente en tiempo y dinero. Desgraciadamente en los tribunales se pierde sobre todo el tiempo, la justicia es lenta y por eso se suele decir que no es justicia. Es triste que sea tan lenta pero esto no lo podemos evitar, el sistema es el que es. Por eso siempre que sea posible es mejor una negociación, aunque si te encuentras un muro lo tiene que derribar el juez.

¿Por qué nuestros clientes deben elegirte a ti sobre la competencia?

En el fondo a todos los abogados nos mueve hacer un trabajo digno y serio en esta profesión, de servicio al cliente. Y la diferencia reside luego entre quien estudia o quien no, el que trabaja con seriedad y el que no. Y a lo largo de la vida uno va marcando su estilo.

En mi despacho estudiamos, somos serios, damos un trato cercano y permanentemente se tiene informado al cliente de todos los pasos que se dan en un procedimiento. Incluso en las demandas nosotros colaboramos estrechamente con los clientes porque son quienes tienen que conocer exactamente los hechos ocurridos. Siempre pedimos al cliente que se implique en la narración de esos hechos para que el letrado pueda hacer la demanda. Hacemos que el cliente nos ponga por escrito los hechos y de ahí, con las notas que tenemos más lo que nos pasa el cliente, podemos completar una mejor narración.

Una muestra de nuestro valor añadido es que hacemos al cliente corresponsable de su caso. No nos gusta que venga, nos deje su caso y se marche hasta que esté resuelto, sino que entendemos que la toma de decisiones debe ser conjunta.

Defínete como profesional

Defiendo la deontología, la ética. La profesión tiene que ser un claro ejemplo de honradez. Y esta se demuestra con el ejercicio y la atención que se presta de forma individualizada a cada cliente.

La sinceridad es fundamental. Imprescindible. Al cliente hay que decirle la verdad, si es blanco, negro o gris. Y en función de esos colores el planteamiento de resolución irá en uno u otro sentido. Sabiendo que cualquier cosa puede ocurrir en un juzgado, nadie puede decir que va a ganar un juicio seguro. Hay cosas que son de sentido común y los jueces dictan sentencias acordes con lo que se esperaba, pero otras veces las sentencias no se pueden comprender.

¿Qué consejo le darías a un cliente que busca contratar los servicios en alguna de tus áreas legales?

Que antes de venir primero haga acopio de toda la documentación que tenga que ver con su asunto. Y en segundo lugar que prepare un cuestionario con todas las preguntas que quiera hacer al abogado y así no se olvide de ninguna, una práctica que hacen mucho los ingleses pero los españoles jamás.

El abogado irá contestado una por una y a su vez irá tomando nota. Y si un abogado tiene dudas en responder una cuestión que se le suscite va a hacer perder la conexión más importante entre abogado y cliente, la confianza. Sin confianza más vale decir adiós.

La confianza tiene que ser mutua, el abogado tiene que confiar en que el cliente le cuenta la verdad. Si yo pierdo la confianza en la persona, porque me haga dudar de su proceder, me reúno con ella, explico lo que siento, y le aconsejo ir a otro abogado. La confianza se huele, el cliente la sabe percibir.

¿Tienes facilidades de pago? ¿Cómo articulas las tarifas?

Sí, las facilidades que se dan dependen de las personas, ya que me adapto a la situación de cada uno. Evidentemente hay que pagar, algunos vienen y quieren el servicio gratis, por ello ofrecemos la forma de pago que mejor encaje en las necesidades de cada uno.

Tarifico por procedimiento, según el trabajo que se tenga que hacer. Se pacta un precio con el cliente y firmamos hoja de encargo, sí o sí, porque esto da seguridad tanto al cliente como al abogado, y es una cuestión de transparencia ya que aquí se detalla el caso y cada uno de los aspectos a tratar. El precio está cerrado.

¿Qué disponibilidad de atención tienes?

Trabajo en las siete islas de Canarias por lo que tengo las herramientas para ofrecer a los clientes mucha flexibilidad en la atención. La mejor vía de contacto es el correo electrónico, donde la información está clara y por escrito. El teléfono a veces genera malos entendidos pero también nos comunicamos por ahí, al igual que tenemos la opción de hacer Skype o Facetime. Tenemos el uso de la tecnología muy implantado, hay que estar al día. Y por supuesto la consulta personal.

Nos adaptamos a los horarios de los clientes aunque tenemos en cuenta que los casos hay que estudiarlos, por lo que procuramos estar abiertos al público hasta las 17 horas.

¿Cuáles son las claves de un buen despacho de abogados?

Trabajo en las siete islas de Canarias por lo que tengo las herramientas para ofrecer a los clientes mucha flexibilidad en la atención. La mejor vía de contacto es el correo electrónico, donde la información está clara y por escrito. El teléfono a veces genera malos entendidos pero también nos comunicamos por ahí, al igual que tenemos la opción de hacer Skype o Facetime. Tenemos el uso de la tecnología muy implantado, hay que estar al día. Y por supuesto la consulta personal.

Nos adaptamos a los horarios de los clientes aunque tenemos en cuenta que los casos hay que estudiarlos, por lo que procuramos estar abiertos al público hasta las 17 horas.

Datos generales
Nº de colegiado
1015, ICATF
Santa Cruz de Tenerife, 38650
Web
Honorarios
Facilidades de pago
Idiomas
Castellano
Inglés