Las mejores guías legales de Internet recopiladas por Easyoffer, el punto de encuentro preferido por clientes que necesitan de un abogado o asesor en España.
Alquiler vacacional en Barcelona

Alquiler vacacional en Barcelona

La guía completa con opiniones de expertos y contenido actualizado
Daniel Álvarez.06/09/2017

El Ayuntamiento de Barcelona ha declarado la guerra al alquiler de Viviendas de Uso Turístico (VUT). Desde hace más de un año han aumentado los controles, han creado más canales de comunicación, y han reforzado el número de inspectores para detectar inmuebles que operan sin licencia. Además, ha establecido cuantiosas multas. Pero si tú eres propietario de una de estas viviendas tienes que tener claro que tienes unos derechos y unas garantías que se deben cumplir en el Estado de Derecho.

Para tú tranquilidad hemos elaborado esta completa guía con el objetivo de que no te sientas perdido si recibes una notificación del Ayuntamiento. Aquí te vamos a explicar cuáles son los primeros pasos que debes dar y te vamos a enseñar en qué consiste el procedimiento, cómo se debe afrontar una inspección, y a mostrarte las claves que necesitas conocer para poder seguir sacando partido a tu vivienda.

1. La fase previa. ¿Qué hago si recibo una propuesta de multa?

La primera casilla en la partida que te propone la Administración comienza con una carta recibida por correo postal. Atención porque no se trata de una multa como tal, sino una advertencia: estás en el punto de mira del Ayuntamiento de Barcelona.

Esta misiva es una reclamación administrativa que viene a decir que los inspectores creen que estás alquilando tu inmueble para uso turístico sin contar con licencia. Generalmente es una creencia basada en pruebas. Y aquí viene la primera pregunta. ¿Cómo saben que alquilas una vivienda?

El Ayuntamiento tiene varias formas de obtener sus conclusiones. Y es más importante de lo que puedes pensar en un primer momento ya que del cómo dependerá el qué de las alegaciones que, junto a tu abogado, deberás presentar.

Tienes que tener en cuenta que para presentar alegaciones en esta primera fase tienes un plazo concreto. Según explica Antonio Valero, del despacho Valero Bufete Abogados de Barcelona, un letrado con más de una década de experiencia y especializado en Derecho Administrativo, el plazo medio para presentar tu oposición será entre 15 y 30 días dependiendo del día del mes que recibas la notificación, si es la primera quincena o la segunda.

Diferentes argumentos para situaciones distintas

Volvemos a la pregunta: ¿Cómo saben que alquilas una vivienda? Mayoritariamente hay cuatro vías por las que el Ayuntamiento de Barcelona puede obtener esta información sobre un inmueble destinado a alquiler turístico. Aquí te detallamos cada una de ellas.

Denuncia anónima

Esta es una de las causas más frecuentes que da pie a una inspección y a la apertura de un expediente. El Ayuntamiento de Barcelona ha aumentado los canales mediante los cuales recibir chivatazos anónimos sobre viviendas de alquiler turístico sin licencia. Van dirigidas principalmente a los vecinos de los inmuebles y a los inquilinos que se alojen temporalmente en esos inmuebles. Pero también se ha detectado que esta forma de señalar a los dueños que operan de forma ilegal es aprovechada por la competencia, bien de otro tipo de alojamientos turísticos, bien de otros propietarios que operan con o sin licencia, para eliminar competencia.

Con esta denuncia anónima lo que se hace es informar a los funcionarios del consistorio y propiciar una inspección o una investigación por parte de los funcionarios.

Inspección rutinaria

Otra de las posibilidades que tiene el Ayuntamiento para detectar VUT ilegales es la de la inspección rutinaria. Personal que recorre una zona concreta, porque se sepa que ahí puede haber viviendas sin licencia o por puro azar, para preguntar a los propietarios, turistas, y vecinos.

Barcelona ha aumentado el número de 'visualizadores' a raíz del plan de choque implantado en julio de 2016, fecha en la que intensificó sus esfuerzos para detectar y multar estas prácticas. Estas personas acuden puerta por puerta, bloque por bloque, tratando de recabar información para transmitírsela a los inspectores y proceder con la reclamación administrativa.

Información a través de la web

Entre las funciones de los 'visualizadores' está también la de rastrear Internet en su búsqueda por descubrir anuncios, fotografías o cualquier pista que los pueda situar detrás de un alquiler sin licencia. De foros, páginas de anuncios, o webs especializadas ellos obtienen capturas de pantalla.

En la mayoría de los casos los inspectores no acuden a la vivienda, y directamente sancionan en base a la información obtenida en Internet. Debemos tener en cuenta que el hecho de hacer público en una web la intención de alquilar no es ilegal ni un motivo suficiente para sancionar: "El pensamiento no es un delito".

Incidente en la vivienda

Aunque no es lo habitual, es algo que puede pasar. Si se produce algún altercado en tu propiedad en la que se vean involucrados los inquilinos de ese momento -pueden ser peleas entre ellos, discusiones con los vecinos, problemas de ruido, etc.- y se presentan efectivos de la Guardia Urbana o cualquier otro miembro de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, es posible que notifiquen al Ayuntamiento la posibilidad de que allí se opere sin licencia.

Probablemente los agentes no tomen en ese momento ninguna medida al respecto de la propiedad, pero un asunto así situará a tu inmueble en la diana de los investigadores.

¿Qué pasa por no contar con licencia? Presentación de alegaciones

Es relevante transmitir al abogado toda la información de la que se dispone para poder identificar por qué vía el Ayuntamiento ha tenido conocimiento de la vivienda de uso turístico. Ya que cada camino, aunque sea por los matices, conlleva una defensa diferente según explica Valero.

Muchas de esas sospechas finalmente quedan en nada, como demuestran las cifras que presentamos en el epígrafe 6. Y para tener más opciones de que esto sea así es necesario presentar unas alegaciones contundentes y bien fundamentadas.

Puede haber muchas entradas diferentes para la denuncia: que la Administración tenga un chivatazo, que se produzca un incidente e intervenga la Policía, por algún anuncio o por una inspección genérica.

Antonio Valero (Valero Bufete Abogados)

Obviamente si tu inmueble cuenta con licencia no vas a tener nada que temer. Pero, ¿qué pasa si se opera sin licencia? Según el Artículo 89 de la Ley de Turismo de Cataluña estaríamos ante una infracción muy grave, lo que implican multas de entre 60.000 y 600.000 euros y la suspensión de la actividad por un tiempo máximo de dos años.

No obstante toma esta información con cautela porque, analizando los expedientes abiertos hasta ahora, los profesionales han detectado cierta arbitrariedad en el momento de imponer las sanciones. Hay que tener en cuenta muchos más factores que no se pueden condensar en un solo artículo jurídico, por lo que lo recomendable es acudir a un abogado especialista en derecho contencioso administrativo como los que pone a tu disposición Easyoffer.

Uno de los argumentos frecuentes en las alegaciones es el que apela al intercambio de amistades. Es decir, que la vivienda se presta a un amigo, o que se usa la misma fórmula que el propietario emplea en sus viajes en el extranjero como un método para conocer gente y entablar nuevos lazos, sin que lo económico sea el móvil principal. De ahí que antes se recomendara no mostrar el precio, lo que reforzará esta idea.

2. Llega la sanción: un camino lleno de recursos

La Administración estudiará las alegaciones que has planteado a su reclamación administrativa y procederá a tomar una decisión. Ten en cuenta que, en muchas ocasiones, su respuesta será un rotundo no. Que esto no te lleve a engaño ni frustración. Por mucho que tus argumentos sean de peso, y convincentes, si tu vivienda de alquiler vacacional no cuenta con la licencia necesaria el Ayuntamiento procederá a sancionar.

Pero tranquilo, porque no es la última palabra. Aún tienes muchas opciones que intentar, y muchas vías por agotar. Se puede decir que aquí es cuando empieza el verdadero procedimiento y la pugna auténtica contra el municipio.

Tras la investigación de los inspectores y tus alegaciones, desde el Ayuntamiento se propone al órgano sancionador municipal la multa contra ti, incluyendo ahora sí la cuantía de la misma. Y aquí vuelve a abrirse un plazo, esta vez de diez días, para presentar un nuevo recurso. Una vez hecho esto llega la resolución administrativa final, respaldando o no la sanción.

La vía judicial: contencioso-administrativo

Con la resolución administrativa el propietario de la vivienda de uso turístico tiene dos opciones: o paga, o recurre. Tal y como explica Silvia Tusell, del despacho Tusell Advocats situado en el corazón de Barcelona, si optas por avenirte (pagar), en el expediente por norma general se contemplará una rebaja económica importante si abonas en un plazo de diez días. Un descuento, como sucede con el pronto-pago en las multas de tráfico, que busca animar al presunto infractor a abonar el importe y no acudir a la vía judicial.

Porque esa es la segunda opción, apelar a la Justicia a través de la vía contenciosa-administrativa. Este es un camino que aún no está demasiado explorado ya que se trata de una opción lenta y hasta el momento los tribunales no han resuelto los casos suficientes como para sentar jurisprudencia.

Por tanto aún no está claro si en estos casos para recurrir es necesario abonar previamente la multa. O si por el contrario se puede apelar sin pagar. Pero lo que sí es seguro es que para recurrir en los juzgados un procedimiento administrativo debes armarte de paciencia.

Precisamente esa lentitud puede ser tu mejor aliada ya que una de las alegaciones que pueden ser cuerda de salvación es la caducidad. Tusell recuerda que la Administración tiene que hacer todo el expediente en un plazo máximo de seis meses, para poder hacer la instrucción de sanción. Si ese tiempo se excede, abogado y propietario de la vivienda de alquiler turístico tienen un nuevo as en la manga.

La Administración dispone de seis meses para hacer el expediente, desde su inicio hasta la sanción. Si superan ese tiempo se puede alegar caducidad.

Silvia Tusell Gómez (Tusell Advocats)

La multa: ¿pagarla o no pagarla? Esa es la cuestión

Esta es una de las preguntas clave que debes hacerte tras recibir una sanción, y antes de acudir a la vía judicial como tal, una vez agotadas las alegaciones en la fase previa y una vez notificada la multa.

Para responder con acierto tienes que tener claro tus objetivos. La Administración siempre busca la sanción, y también el poder cobrar cuanto antes. Es por eso que ofrece importantes rebajas en el importe, como ya hemos señalado. Por ello tú, como propietario de un inmueble de alquiler turístico, deberás plantearte dentro de tu realidad económica si te compensa pagar la multa con celeridad o por el contrario prefieres seguir luchando. En gran parte de los casos, la respuesta dependerá de la cuantía.

Ten en cuenta que pagar supone zanjar el asunto. Pero también ten presente que no podrás volver a alquilar un inmueble sin licencia (y como verás más adelante, conseguir esa licencia es realmente complejo) porque, si lo haces y vuelven a inspeccionarte, la reincidencia se castiga con cuantías mucho más elevadas.

Por otro lado, si decides seguir agotando instancias de la Justicia para hacer valer tus derechos, rodéate de abogados especializados con experiencia como los que pone a tu disposición, de una forma fácil y rápida, gratuitamente y sin compromiso, Easyoffer.

3. ¿Cómo afrontar una inspección?

Como ya hemos hablado, una de las posibles vías para que la Administración conozca la situación de tu inmueble es que seas objeto de una inspección, ya sea azarosa o ya sea dirigida a ti en particular. También es posible que después de la propuesta de sanción vayan a hacerte una visita desde el Ayuntamiento. En ambos casos tienes que conocer cuáles son tus derechos y saber qué puedes mostrar y qué no debes decir.

La visita del inspector entraña un riesgo bastante probable, y es que no te encuentren a ti, como propietario, en el inmueble. El funcionario suele presentarse sin previo aviso, según analiza Valero, bien sea por una fase de revisión genérica que el Ayuntamiento de Barcelona lleve a cabo en algún barrio o punto concreto, bien sea por una denuncia o algún otro indicio.

En el caso de que tú mismo recibas en persona a la inspección, los especialistas indican que la actitud a adoptar es la negación. Te preguntará si alquilas el piso para uso turístico, por cuánto tiempo se alojan los inquilinos, y otras cuestiones en esta línea. Tu primera defensa está en saber salir airoso de esta prueba.

Por Ley, el domicilio es inviolable. Esto quiere decir que el inspector, aunque venga acompañado por la Policía, no tiene derecho a acceder al interior de tu inmueble. Por supuesto, tampoco a tomar imágenes. Si lo hiciese sin tu consentimiento podría estar incurriendo en un delito, por lo que si te ha sucedido esto es importante que lo pongas en conocimiento de tu abogado.

Después de su ronda de preguntas el funcionario redactará un documento y te ofrecerá firmarlo. Léetelo con calma y guarda la copia que te tiene que dar el inspector, quien te ofrecerá firmar la hoja. Estás en tu derecho de no firmar, aunque según los juristas el hecho de que lo hagas o no no tendrá relevancia en el futuro.

Consejos para tus inquilinos

Es cierto que no es muy prudente, por cuestión de imagen y seriedad, indicar a tu inquilino cómo proceder ante una inspección. Es por eso que si la visita del técnico del Ayuntamiento de Barcelona llega cuando tú no estás es más complejo salvar el jaque.

No obstante, hay una serie de recomendaciones que te ayudarán ante un procedimiento sancionador. El funcionario tratará de demostrar que existe un contrato entre las partes, y que quienes se alojan en ese momento en una vivienda que no es suya están unidos al propietario por una relación mercantil. Esta será la prueba de la ilegalidad.

Una de las preguntas más probables que hará el funcionario al inquilino es la de cuántos días se va a pasar en esa vivienda. Como hemos dicho ellos tratan de demostrar que existe un negocio entre las partes. Si esto no es así, y por ejemplo tu inquilino no es más que un amigo que ha ido a pasar unos días a la vivienda, tendrás que hacérselo saber al inspector. El que no exista un pago por el concepto de alquiler, o el no conocer con exactitud cuál será la fecha de salida del inmueble -o el número de días de estancia-, son algunas de las características habituales entre las cesiones de viviendas entre familiares o conocidos.

Desde el Ayuntamiento de Barcelona indican que los inspectores municipales tienen potestad desalojar una vivienda y efectuar un precinto de la misma por actividad ilegal, una práctica que se reserva para ocasiones muy excepcionales (para muestra, decir que en los últimos doce meses, de julio de 2016 al de 2017, solo se han precintado 145 pisos de los más de 6.000 expedientes abiertos). [1]

4. ¿Cómo regularizar un apartamento vacacional?

En este punto empezaremos por el final, porque tiene un pequeño truco que merece explicación. Pongamos que tú quieres regularizar tu alquiler vacacional para cumplir con la normativa del Ayuntamiento de Barcelona y así operar de forma legal. ¿Puedes hacerlo? ¡Sorpresa! Sí, pero necesitarás ayuda de abogados experimentados y dependerá de la zona de la ciudad en la que se ubique el inmueble.

La clave de esta cuestión reside en el PEAUT (Plan Especial Urbanístico de Alojamiento Urbano) puesto en marcha en marzo de 2017 con su publicación en el BOPB [2]. Se trata de una regulación con la finalidad, según detalla el propio Ayuntamiento, de "hacer compatibles los alojamientos turísticos de la ciudad con un modelo urbano sostenible basado en la garantía de los derechos fundamentales y la mejora de la calidad de vida de los vecinos".

En la práctica, lo que hace esta nueva normativa es restringir en gran parte de la ciudad la concesión de licencias. No es solo que el procedimiento burocrático sea complejo, o las tasas que hay que pagar para hacerlo legal, sino que se establece un número máximo de licencia por zona que no se puede superar.

Zonas de Barcelona para alquiler vacacional

Barcelona ha quedado dividida en cuatro zonas principales, según el PEAUT. En la zona 1 se sigue una política de decrecimiento. Esto significa que no se permiten nuevas licencias, ni siquiera para cubrir las que se den de baja. Por lo que si tu propiedad queda dentro de estos límites y actualmente no cuentas con permiso para explotarla con un alquiler vacacional, por el momento no vas a poder legalizar la situación -ten en cuenta que la normativa puede variar de un mes para otro-. En esta zona hay autorizadas 5.358 viviendas de uso turístico, con 33.240 plazas en total. [3]

En la zona 2 se quiere mantener el número de licencias, por lo que no se permitirán nuevas a menos que sea para cubrir otra que cause baja, y siempre que sea del mismo número de plazas. Aquí hay 3.245 viviendas para 19.753 plazas y los barrios que engloba los puedes comprobar aquí [4].

Las áreas que rodean las zonas 1 y 2 quedan dentro de la llamada zona 3, donde sí se permiten actualmente licencias nuevas siempre que no se supere la densidad máxima de plazas, que son 5.854. Se trata de la zona periférica del municipio, a lo largo de la B20 Ronda de Dalt [5].

Por último está la zona 4 [6] donde se establece una regulación especial -y donde actualmente tampoco se otorgan licencias para VUT-, al igual que sucede en las denominadas ATE (Áreas de Tratamiento Específico) que abarcan básicamente los cascos antiguos de varios puntos de la ciudad [7]. Para los ejes principales situados en las zonas 2 y 3 también se ha decretado un tratamiento especial [8].

Sí, cumplo las condiciones geográficas. ¿Qué trámites debo hacer?

Si tu vivienda está dentro de alguna de las zonas en las que se permiten nuevas licencias, o donde se permite tomar el relevo de las que lo dejan, debes saber qué proceso burocrático hay que seguir para obtener la licencia.

Según indica el Ayuntamiento de Barcelona las Viviendas de Uso Turístico (VUT) son aquellas "cedidas por su propietario a terceros, de manera reiterada y a cambio de una prestación económica, para una estancia de temporada (31 días o menos)".

Las características de un inmueble para que se considere una VUT vienen recogidas en el Decreto de establecimientos de alojamiento turístico y de viviendas de uso turístico [9]. Además, la vivienda debe cederse entera (es decir, no se puede alquilar por habitaciones) y cumplir estas condiciones:

  • Disponer de la cédula de habitabilidad y satisfacer en todo momento las condiciones técnicas y de calidad que se exigen a las viviendas en general.
  • No puede ser ocupada con más plazas que las indicadas.
  • Debe estar amueblada y dotada de los aparatos y enseres necesarios para su ocupación inmediata, y en perfecto estado de higiene.
Condiciones para alquiler vacacional en Barcelona

El primer trámite que tienes que llevar a cabo es obtener el informe previo para implantar la actividad de alquiler turístico, según establece el PEAUT. Aquí se evaluará si tu inmueble cumple las condiciones necesarias. Puedes encontrar toda la información sobre cómo tramitarlo -se puede hacer vía telemática- y qué documentación es necesaria en esta página del Ayuntamiento de Barcelona [10]. El precio es de 57 euros, y si el resultado del informe es desfavorable, el trámite se para. Si es favorable, se pasa al siguiente punto.

Si ya has sido expedientado lo mejor es regularizar la vivienda porque van a estar detrás de ti. Y si eres reincidente, los importes de la sanción se disparan.

Antonio Valero (Valero Bufete Abogados)

En este momento tendrás que hacer una comunicación previa de inicio de actividad, y la solicitud de licencia. El precio es de 227 euros y tendrá que ir acompañada de la documentación exigida tras seguir los pasos establecidos por el consistorio. Para solicitar el permiso es necesario pedir cita previa en la Oficina de Atención Ciudadana del distrito donde se encuentre el inmueble. Aquí tienes toda la información complementaria [11] para saber qué papeles necesitas exactamente y dónde tienes que acudir.

¿Te parece complicado? Es cierto que en el camino hay obstáculos, pero con la ayuda de un abogado especialista los podrás superar. Para conseguir la licencia y poder alquilar tu casa para uso turístico es necesario que todo el bloque de viviendas en el que se integre cuente con la catalogación de uso turístico. Para ello todos los propietarios que formen parte la comunidad de vecinos deben solicitar la licencia. En estos casos es importante dialogar con el presidente de la comunidad, y presentar de forma atrayente y positiva la idea. No hay que olvidar que es solo un cambio burocrático, sobre el papel, no implica obras ni molestias de ningún tipo, y además todos los vecinos podrán beneficiarse.

Contar con la licencia municipal te eximirá de problemas en el futuro. Ganarás tranquilidad y podrán contar con un teléfono 24 horas para atender quejas y solucionar incidencias, así como permitir un control sobre quién pernocta en la ciudad para ponerlo en conocimiento de las fuerzas de seguridad y así evitar alojar a personas en busca y captura [12]. Además, si ya has sido multado y te sorprenden de nuevo alquilando un inmueble sin licencia, la multa será mucho más elevada, según explica Antonio Valero.

Desde la página de Airbnb te explican brevemente qué cuestiones legales y normativas debes cumplir para convertirte en un anfitrión responsable en Barcelona [13].

5. La realidad en cifras: multas, número de licencias y leyes

Para conocer la magnitud de esta situación, lo que significan para Barcelona las Viviendas de Uso Turístico, es necesario recurrir a las cifras y ponerlas en contexto. Más ahora, cuando se empieza a hablar de la llamada 'turismofobia' y se plantea un análisis del modelo de turismo en ciertas ciudades abarrotadas por foráneos que las visitan y se alojan en ellas.

No hay que olvidar que en la España actual el turismo es uno de los más importantes motores económicos (supone más del 11% del Producto Interior Bruto y desde 2013 genera uno de cada cuatro empleos [13] [14]). Por lo tanto en los casos de las VUT confluyen fuertes intereses económicos y políticos por parte de empresas privadas y de la Administración. A lo que hay que añadir la evolución del mercado gracias a las nuevas tecnologías y la aparición de marketplaces como Airbnb que hacen más fácil al usuario y propietario poder sacar rendimiento a sus propiedades y encontrar un alojamiento para sus vacaciones a mejor precio, al tiempo que supone una revolución en la forma de hacer turismo.

¿Cuántas Viviendas de Uso Turístico hay en Barcelona?

La realidad es que esta cifra se desconoce. Sí se sabe cuántas hay con licencia, y se intuye cuántas puede haber sin ella, pero no existe un número cerrado ya que además este tipo de vivienda aparece y desaparece con bastante facilidad, según la voluntad del propietario.

Desde el Ayuntamiento de Barcelona detallan, por zonas, el número de Viviendas de Uso Turístico legales que hay en la ciudad, así como el número de plazas totales. Si hacemos la suma con los datos detallados en el epígrafe cinco -facilitados por el propio Ayuntamiento a fecha de agosto 2017- resultaría un total de 9.657 inmuebles con capacidad para 58.911 personas cada noche. [15]

¿Cuántos pisos sin licencia operan en Barcelona?

Según cálculos del propio Ayuntamiento la estimación más reciente es que entre 5.000 y 6.000 viviendas operan sin licencia. Son aproximaciones basadas en las informaciones que reciben y en el trabajo de sus inspectores, pero, de nuevo, la cifra real no se conoce.

Un año del plan de choque: estos son los resultados

En julio de 2016 el Ayuntamiento de Barcelona puso en marcha un plan de choque contra las Viviendas de Uso Turístico. Pasados doce meses, el balance de esas medidas, que entre otras incluían el aumentar el número de inspectores, son las siguientes.

En este periodo el consistorio municipal ha abierto 6.197 expedientes disciplinarios a inmuebles considerados irregulares (lo que sería la primera fase). De esos, algo más de la mitad, 3.473 han llegado a ser expedientes sancionadores, lo que indica que las primeras alegaciones sí tienen importancia. [1]

Además de eso han decretado 2.332 órdenes de cese de actividad en propiedades que operaban sin licencia, de las cuales 744 han acatado la orden. Como ya apuntábamos, 145 pisos han sido precintados.

Esto ha sido posible gracias a que desde el Ayuntamiento se ha habilitado un teléfono municipal para denuncias anónimas de los vecinos. Otro de los pilares en el plan de choque es que sean los ciudadanos quienes hagan la labor de vigilantes, y por eso se los anima a denunciar cuando tengan algún indicio. Esto a su vez ha desatado una guerra privada en la que existen denuncias solo por 'eliminar' competencia.

¿Cuál es la cuantía de las multas?

Esta es una de las preguntas más importantes de responder, y a la vez de las más complicadas ya que la teoría jurídica difiere de los casos prácticos que se están dando. Según recoge la Ley de Turismo de Cataluña [16], prestar servicios turísticos "sin disponer de los requisitos o de las condiciones legalmente establecidas para obtener la correspondiente habilitación" se considera una infracción muy grave, por lo que las penas serían multas de entre 60.001 y 600.000 euros.

¿Qué sucede en realidad? Que se aplican las sanciones de las infracciones graves (entre 3.001 y 60.000 euros). Por ello las cuantías difieren mucho según la situación. Incluso para mismas situaciones se están recogiendo sanciones diferentes. A falta de jurisprudencia, ya que no hay por el momento veredictos en firme tras agotar la vía judicial, las multas que propone el Ayuntamiento presentan una horquilla muy amplia que pueden ir desde unos pocos miles de euros hasta montantes elevados.

A eso hay que añadir las rebajas que plantea la Administración, por ejemplo en concepto de pronto pago. Para poner un caso real, en un expediente abierto por el Ayuntamiento de Barcelona se especifica que si se paga en un plazo inferior a diez días se aplica un descuento del cincuenta por ciento.

Si te avienes a la propuesta de multa que hace el Ayuntamiento, te reducen considerablemente el importe.

Silvia Tusell Gómez (Tusell Advocats)

¿Qué otras leyes influyen en el alquiler vacacional?

La referencia para analizar y defender estos casos es el PEAUT, de reciente implantación. El Plan Especial es la normativa municipal lanzada por Barcelona, que a su vez tiene que ser acorde con las leyes de carácter autonómico y nacional que regulan el alquiler vacacional. [17] [9] [18]

En el conjunto de estos textos jurídicos se contemplan diferentes matices, como es que la casa se alquile completa, que se haga solo por habitaciones, o que la casa se encuentre sin mobiliario. Aunque el PEAUT ya aclara que para ser considerada VUT y por tanto poder obtener licencia, la casa se tiene que arrendar completa, amueblada y en condiciones de buena higiene.

Referencias

[1] Colau ordena el cierre de 2.332 pisos turísticos ilegales en un año

[2] Butlletí Oficial de la Província de Barcelona, 06/03/2017

[3] Rambla, Eixample, las playas, Villa Olímpica, Sant Antoni, Hostafrancs, Plaza España, Poble Sec, Poblenou y Ciutat Vella

[4] Diagonal Mar, Fort Pienc, El parc i la llcuna de Poblenou, Baix Guinardó, la Sagrada Familia, Vila de Gràcia, Diagonal, Les corts, Sants, y la Font de la Guatlla

[5] Les Corts, Sarrià, Vallcarca, Horta, El Guinardó, La Sagrera, Nou Barris, La Verneda, Meridiana y Gran Vía. Queda incluída la salida al mar en la zona del Parque del Fórum y el Museo Blau de Ciencias Naturales

[6] Barrios de La Marina del Prat Vermell, La Sagrera y [email protected] Nord

[7] Sants, Les Corts, Sarrià, Horta, Sant Andreu, el Clot-Camp de l?Arpa, el Farró, Sant Ramon Nonat y Vilapicina

[8] Rondas, accesos a la ciudad y las vías de mayor circulación de vehículos

[9] Decreto 159/2012 de 20 de noviembre

[10] Informe de Plan Especial de Alojamientos Turísticos (PEAUT)

[11] Comunicación previa de viviendas de uso turístico al Ayuntamiento de Barcelona

[12] http://meet.barcelona.cat/habitatgesturistics/es

[13] https://www.airbnb.es/help/article/862/catalu-a---barcelona

[14] El turismo español resiste: no hay precedente europeo de desplome de visitantes

[15] Sin turismo no hay recuperación: genera uno de cada cuatro empleos desde 2013

[16] ¿Qué es el PEUAT?

[17] Ley 13/2002, de 21 de junio, de turismo de Cataluña

[18] Ley 29/1994, de 24 de noviembre, de Arrendamientos Urbanos