Lidia Navas Esteller

Abogada

(sin valoraciones)
Profesional verificado

Sobre Lidia Navas Esteller

Lidia Navas es una abogada con una dilatada trayectoria y que cree en la especialización como la mejor forma de prestar un servicio jurídico profesional a sus clientes. Con un amplio conocimiento teórico y práctico en las ramas de derecho urbanístico-inmobiliario, derecho administrativo y derecho bancario, Navas ha trabajado durante ocho años en la Administración pública por lo que sabe a la perfección cómo defenderse ante estas instituciones.

Se trata además de una persona empática que quiere alejarse de la imagen del abogado prepotente y altivo que en ocasiones caracteriza a este oficio. Ella es cercana, capaz de ponerse en la piel de su cliente para entender sus necesidades, y siempre dispuesta a ayudar a las personas que lo necesitan.

Por ello Navas pone mucha atención en crear lazos de confianza con sus clientes. Y esa confianza la demuestra también con su flexibilidad para adaptarse a la situación de las personas, tanto en movilidad geográfica como en disponibilidad de contacto. También en materia presupuestaria, donde según el perfil del cliente se busca la mejor forma de hacer un presupuesto y establecer un calendario de pagos.

Lidia Navas Esteller es especialista en

Preguntas y respuestas sobre Lidia Navas Esteller

¿Nos podrías contar acerca de tu experiencia laboral?

La especialización y la empatía. Me considero muy diferente al prototipo de abogado como persona intocable, distante; yo busco enseguida que la persona que me visita crea en mí, confíe y se sienta cómoda para explicarse, y para ello transmito mucha cercanía. Me gusta hablar al cliente sobre mi vida privada para que vea que está delante de una persona humana con unos valores sólidos, que sepa que él paga por unos servicios y un conocimiento y a cambio va a tener a un profesional cercano y atento a sus necesidades.

¿Cuál es tu principal habilidad o destreza como profesional?

La especialización y la empatía. Me considero muy diferente al prototipo de abogado como persona intocable, distante; yo busco enseguida que la persona que me visita crea en mí, confíe y se sienta cómoda para explicarse, y para ello transmito mucha cercanía. Me gusta hablar al cliente sobre mi vida privada para que vea que está delante de una persona humana con unos valores sólidos, que sepa que él paga por unos servicios y un conocimiento y a cambio va a tener a un profesional cercano y atento a sus necesidades.

¿Por qué nuestros clientes deben elegirte a ti sobre la competencia?

Lo importante es el dominio de las materias. Para ofrecer el mejor servicio se necesita estar especializado y manejar perfectamente los términos, modos y jurisprudencia de cada rama a tratar. Esto es lo que me diferencia realmente de la competencia, la especialización en las áreas a las que me dedico y que me permite hacer un trabajo perfeccionista en beneficio del cliente.

Pienso además que la relación entre abogado y cliente consiste en crear unos lazos de confianza que van más allá de una determinada tarea o trabajo puntual. Es cierto que el primer contacto llega a través de un mercado digital, es un método novedoso, pero una vez que nos vemos en persona el trato es cercano y el cliente está en buenas manos. Se trata de fusionar las nuevas tecnologías manteniendo la esencia del oficio.

Otra virtud que me hace diferente al resto es mi experiencia en el sector público. Atiendo tanto a personas físicas como jurídicas, y el haber trabajado durante tantos años para la Administración me ha dotado de un conocimiento fundamental cuando una empresa o particular necesita ayuda para temas de urbanismo, contrataciones del sector público, licencias de obra y muchas cosas más.

Defínete como profesional

Soy una persona exigente conmigo misma y que busca la perfección, el trabajo bien hecho. Por eso a lo largo de mi trayectoria he incidido en la especialización ya que es la única forma de lograr cuidar cada detalle en cada caso. Si no tienes conocimientos exhaustivos en un área es imposible ofrecer el servicio ideal que busca el cliente que te confía sus asuntos.

Me gusta además transmitir una buena apariencia aunque esto no es determinante sino un complemento más. En ocasiones esa buena fachada se traduce en profesionales prepotentes, altivos, inaccesibles y caros. Yo soy todo lo contrario, quiero que la persona que viene a verme tenga otra visión de lo que se va a encontrar, que vea en mi a alguien de confianza, cercana, y que vea que no me voy a aprovechar de su situación.

También soy empática y con personalidad. Quiero que cuando me vea, el cliente sepa que está ante la persona correcta. Soy muy flexible y entiendo, por ejemplo, que el cliente pueda tener contratiempos y llegar tarde a una cita. Me gusta tratar los asuntos del cliente como me gustaría que tratasen los míos.

¿Qué consejo le darías a un cliente que busca contratar los servicios en alguna de tus áreas legales?

Que valore la especialización, al profesional que tenga un dominio de los temas que van a tratar. Abundan los abogados multidisciplinares pero la especialización es importante. También tiene que tener en cuenta la experiencia, y por supuesto que busque a una persona con la que se sienta tranquilo y en quien confíe. El cliente tiene que ver que el abogado va a saber darle una solución a sus problemas y que va a gestionar su expediente con todo el conocimiento que requiera la situación.

¿Tienes facilidades de pago? ¿Cómo articulas las tarifas?

Sí, todo está vinculado a la adaptación al cliente. Yo busco cercanía y por eso me amoldo a su situación económica, entendiendo las dificultades que pueden tener esas personas. Me pongo en su situación, analizo el perfil del cliente y no tengo ningún problema para buscar facilidades de pago.

Las tarifas son según el baremo que marca el Colegio de Abogados, y siempre por procedimiento según las particularidades de cada caso. Para contratar firmamos una hoja de encargo, es la forma más transparente de hacerlo, donde queda todo perfectamente explicado.

¿Qué disponibilidad de atención tienes?

Actualmente el asesoramiento jurídico busca acercarse al cliente, dar facilidades. Ello requiere al abogado flexibilidad, y yo tengo la oportunidad de adaptarme a las necesidades de los clientes al ser una abogada autónoma. Puedo atender donde el cliente lo solicite, y además tengo un despacho en la zona de Alcossebre. Lo habitual es hacer una reunión presencial a no ser que el cliente quiera que los trámites se hagan de forma telemática. Es el cliente quien marca la directriz.

En cuanto a disponibilidad horaria y de contacto, sigo los mismos patrones. Me adapto a los requerimientos del cliente, me comunico por las vías habituales pero también por las modernas, como el Whatsapp.

Oficinas de Lidia Navas Esteller

Oficina de Lidia Navas Esteller en Alcalà de Xivert: Carretera cv 192-142 km nº km 3,2, La caseta. 12579 Alcalà de Xivert
Oficina de Lidia Navas Esteller en Castellón de la Plana: Carretera crtra cv142 km 3,2 "La caseta" nº kM 3,2, La caseta.. 12003 Castellón de la Plana