María Victoria García Sánchez

Abogada

Profesional verificado

Sobre María Victoria García Sánchez

María Victoria García Sánchez es una abogada que destaca por su gran experiencia y por su especialización en Derecho de Familia (divorcios, uniones de hecho, relaciones paterno-filiales, …), Accidentes de Tráfico y Derecho Civil en general (reclamaciones de deuda, indemnizaciones, contratos …).

Sus más de 20 años en el oficio dedicados a estas materias le hacen ser una opción de confianza para encarar estos procedimientos, tanto por la vía de la negociación como por la judicial, destacando su nivel de involucración y rapidez en conseguir la mejor solución para sus clientes.

Se caracteriza por su gran capacidad negociadora y su alta calidad profesional, preparando de forma meticulosa cada demanda, cada defensa, siempre con rigurosidad, ya que su objetivo es ganar el caso o conseguir los mejores resultados en una negociación, si es la vía más ventajosa para defender los intereses de su cliente

La transparencia y honestidad son otros de los rasgos que definen a esta letrada. Sus honorarios quedan claros desde el primer momento y ella realiza un estudio de la viabilidad del caso que expone al cliente antes de empezar las actuaciones, para saber si sus pretensiones pueden o no prosperar. Un trabajo de calidad para poder defender los derechos de las personas con garantía.

Estudios de María Victoria García Sánchez

Universidad de Salamanca Derecho
Universidad Rey Juan Carlos Curso superior universitario sobre responsabilidad civil y penal del personal sanitario
Colegio de Abogados de Madrid Curso sobre legislación sanitaria y negligencias médicas
Colegio de Abogados de Madrid Curso sobre sistema de valoración de daños personales derivados de accidentes de circulación

María Victoria García Sánchez es especialista en

Preguntas y respuestas sobre María Victoria García Sánchez

¿Nos podrías contar acerca de tu experiencia laboral?

Llevo más de 20 años en la profesión, desde que me colegié en 1997. Desde el principio centrada en las especialidades con las que sigo. Empecé en un despacho multidisciplinar y desde el año 2000 lidero mi propia firma, donde me dedico principalmente a derecho de familia, accidentes de tráfico, y derecho civil en general. Soy miembro de la Asociación Española de Abogados de Familia. Además, he colaborado como abogada y asesora jurídica externa del departamento de siniestros de una compañía aseguradora durante 15 años, lo que me ha permitido tener una doble visión para conseguir la mejor solución para mis clientes en lo que a reclamación de siniestros se refiere.

¿Cuál es tu principal habilidad o destreza como abogada?

Soy una abogada muy resolutiva y estudio en profundidad y de forma personalizada los asuntos de mis clientes. Fundamento todo muchísimo, no hago una demanda en una hora sino que desmenuzo cada aspecto y me apoyo en la legislación y jurisprudencia más actualizada. Así abarco todos los frentes y tengo capacidad para exponer y contraatacar, teniendo un altísimo porcentaje de éxito en la defensa de los intereses de mis clientes.

¿Por qué nuestros clientes deben elegirte a ti sobre la competencia?

Por transparencia y por especialización. Si me plantean un caso que no entra dentro de mis materias lo digo con claridad, solo llevo los asuntos que domino. Sucede lo mismo en cuanto a la viabilidad, soy muy honesta y si no veo claro que un tema vaya a prosperar, indico al cliente sus posibilidades. No voy a pleitos imposibles. Esa transparencia la aplico también en cuanto al presupuesto ya que los clientes saben desde el primer momento cuánto van a pagar y cuáles son mis honorarios.

También destaco por el trato personalizado a cada cliente sin importar las cuantías, ni el dinero que implica cada caso. Para mí todos los clientes son iguales. No me ando con rodeos, asumo los clientes justos para poder atenderlos a todos perfectamente, y no hago demandas iguales: cada caso está estudiado de manera individualizada.

Defínete como abogada

Lo principal es defender los intereses de mi cliente al cien por cien. Que esté satisfecho con mi trabajo y con el resultado. Para mí un caso perdido es doloroso, aunque haya hecho mi trabajo perfectamente. De hecho, tengo un altísimo porcentaje de casos ganados porque analizo bien la viabilidad, hago una previsión de todo lo que puede surgir en un pleito, y lo hablo con el cliente antes para que conozca la situación y la estrategia que vamos a seguir.

Soy además una profesional con gran experiencia tratando con aseguradoras y sé salir de las situaciones que suelen plantear. Siempre estoy disponible para mis clientes, devuelvo las llamadas y los atiendo en mi despacho las veces que haga falta, sobre todo en temas tan sensibles como los de familia en los que hay hijos menores de por medio.

Es primordial saber qué es lo que quiere el cliente para poder defender esos intereses en una negociación o ante al juez. Por supuesto, soy una abogada objetiva, muy aséptica, y no juzgo a nadie. Los intereses de mis clientes son los míos y los defiendo con todas las posibilidades que permite la legislación vigente.

¿Qué consejo le darías a un cliente que busca contratar los servicios en alguna de tus áreas legales?

Es fundamental que el abogado le dé confianza, que se sienta a gusto. Y que quede claro el presupuesto desde el primer día, no hay que tener timidez para pedir los honorarios. Otro consejo es que pregunte sobre las posibilidades que hay de ganar el caso y que el abogado le sitúe bien en el escenario: dónde está, qué puede conseguir y qué consecuencias conllevaría perderlo, sobre todo en materia de costas.

¿Tienes facilidades de pago? ¿Cómo articulas las tarifas?

En accidentes de tráfico o reclamación de indemnizaciones yo no cobro hasta que el cliente recibe su indemnización, y por tanto, trabajo a comisión por éxito en mi gestión, fijando mi porcentaje desde el principio de la relación con el cliente.

Para el resto de casos creo que tengo unas tarifas muy competitivas, más aún si lo comparamos con el nivel de éxito y calidad que aporto a mis clientes. Doy facilidades de pago según cada situación, hablo con cada cliente y analizamos cuál es la forma que prefiere y que mejor se adapte a sus necesidades.

Además, la primera consulta es gratuita y sin compromiso, y si el asunto está claro ofrezco presupuesto en esa primera reunión.

¿Qué disponibilidad de atención tienes?

Trabajo en toda la Comunidad de Madrid y también en el resto de España, no tengo problemas para trasladarme si el caso lo requiere. Mi disponibilidad de contacto es muy amplia, tengo un horario de 9 a 20 horas, de lunes a viernes, devuelvo las llamadas y tengo todas las vías abiertas, también WhatsApp.

Oficinas de María Victoria García Sánchez

Oficina de María Victoria García Sánchez en Madrid: Plaza de Castilla nº 3, 10 E 2. 28046 Madrid
Oficina de María Victoria García Sánchez en Pozuelo de Alarcón: Calle Caridad nº 29. 28224 Pozuelo de Alarcón