José Antonio López García

Abogado | José Antonio López Abogados

Profesional verificado

Sobre José Antonio López García

25 años de experiencia confirman a José Antonio López García como una excelente opción para defender tu caso. Se trata de un profesional cuya principal característica, además de su ya dilatada carrera profesional, es la transparencia y la ágil comunicación que permite al cliente entender de forma rápida, concreta y real las concretas cuestiones que plentean cada caso. Se dedica en exclusividad a su firma jurídica por lo que su atención a los clientes es completa y cercana.

Este abogado, especialista en derecho matrimonial, civil y penal, comenzó su trayectoria en 1993. Destaca por su destreza como comunicador, haciendo fácil a su cliente comprender hasta los más complejos asuntos jurídicos, y también por su perfil negociador que permite alcanzar buenos acuerdos evitando así llegar a un juicio más costoso en tiempo y dinero, y también más imprevisible.

López García, quien está rodeado de profesionales en distintos campos jurídicos, pone el acento en la sinceridad y la franqueza. Esto es fundamental en el momento de afrontar un caso, y de decir al cliente el recorrido que tiene su solicitud. Todo ello otorgando a sus defendidos una amplia flexibilidad para poder afrontar el pago de los honorarios.

Estudios de José Antonio López García

Universidad Complutense de Madrid Derecho
Escuela de Práctica Jurídica Posgrado en Derecho Urbanístico
Colegio de Abogados de Madrid Curso de Liquidación en la Sociedad Ganancial

Conferencias y Docencias de José Antonio López García

Profesor de Procesal penal en la Escuela de Práctica Jurídica

Conferenciante en los desayunos jurídicos de la Gaceta de los negocios.

José Antonio López García es especialista en

Preguntas y respuestas sobre José Antonio López García

¿Nos podrías contar acerca de tu experiencia laboral?

Me colegié en 1993 y durante dos años realicé prácticas en varios despachos de abogados. En 1995 abrí mi propia firma a la que me he dedicado en exclusividad, compaginándola puntualmente con actividades docentes. Y uno no aguanta en el oficio 25 años si no funciona bien.

En 1996 entré a formar parte del turno de oficio, y en mi experiencia figuran también asuntos internacionales; tales como sustracción internacional de menores (Francia, Brasil, Alemania y Argentina); así como derecho internacional privado. Iniciando mi andadura profesional en la jurisdicción penal, en donde he defendido los intereses de mis clientes tanto en la defensa como en la acusación en todas las tipologías procesales; desde los antiguos juicios de faltas (hoy delitos leves) hasta procesos ante el Tribunal del Jurado. Como el derecho está muy interrelacionado unos campos con otros, unos asuntos te obligan a estudiar otros y puedo decir que mi actividad profesional abarca también, en muy amplia medida, el derecho matrimonial, y derecho contractual en general.

¿Cuál es tu principal habilidad o destreza como abogado?

Soy buen comunicador y un buen abogado mediador. Estoy convencido de la máxima que compartía con mis alumnos: el buen abogado gana un pleito; el mejor abogado, lo evita. Siempre hago un esfuerzo grande para captar un acuerdo que evite al cliente perder dinero y tiempo.

Un buen negociador se define por una serie de capacidades, ente otras realizar un análisis global de la situación y saber medir los tiempos de la negociación. Pero por encima de todo, está el interés del cliente. Hay letrados que buscan un buen acuerdo para ellos mismos, uno que los procure más dinero, pero opino que eso es pan para hoy y hambre para mañana.

Por ejemplo en esa negociación en la vía penal, existen las sentencias de conformidad, que en determinados casos pueden beneficiar al cliente dependiendo de los medios que tengamos para su defensa. Existe un protocolo sobre ello y en ocasiones soy partidario de utilizarlo, hablándolo previamente con el cliente.

Evidentemente, todo acuerdo ha de ser asumible y razonable; que haga que no compense litigar; pero por supuesto si el acuerdo no es lo suficientemente satisfactorio hay que pelear el asunto con todas nuestras fuerzas.

¿Por qué nuestros clientes deben elegirte a ti sobre la competencia?

Destaco dos valores añadidos: la experiencia y la cercanía. Voy a cumplir 25 años en el oficio y eso supone mucho conocimiento teórico y práctico, unas décadas dedicado full-time a mi despacho.

Pero aparte de esa experiencia, considero que soy un profesional que prima el contacto personal, accesible, fácil de localizar. Si el cliente me necesita me localiza en el mismo día, no tiene que pasar por otras personas para poder hablar conmigo ni esperar cuatro días a que le devuelva la llamada. Me gusta el trato estrecho y especializado con el cliente, y como no compagino mi labor con otros trabajos estoy volcado con cada uno de mis defendidos.

Defínete como abogado

Soy una persona honesta, muy concienzuda, que estudia mucho cada tema. Considero que explico bien las cosas a los clientes para que ellos puedan entender su caso y las soluciones jurídicas que planteamos.

Además soy muy realista. Si un caso no es viable lo digo, no soy un abogado aventurero ni creo en causas pérdidas ni estandartes de la imposibilidad. Hay que saber decir las cosas que no se quieren oír; y al decir al cliente que su pretensión es insostenible corres el riesgo de que se vaya, pero sinceramente prefiero que se busque otro abogado antes que engañarle yo. El ser honrado es fundamental.

Otro comportamiento que me define es que yo no decido por mis clientes. Doy mi consejo y recomendaciones, explico detalladamente cada posible actuación y sus consecuencias, pero la decisión final es suya ya que es esa persona quien conoce mejor su vida y sus circunstancias. Por lo tanto siempre decide el cliente sobre su situación, siempre.

¿Qué consejo le darías a un cliente que busca contratar los servicios en alguna de tus áreas legales?

Primero que busque un profesional con experiencia, y luego que tenga cuidado porque los precios bajos pueden ser engañosos.

Es imprescindible mantener una entrevista personal con el abogado, donde el cliente pueda valorar el conocimiento del especialista. Mi objetivo es que la comunicación sea efectiva con los clientes que vienen a mi despacho, es decir, que me entiendan bien. No me puedo cobijar en tecnicismos que el cliente no comprende.

¿Tienes facilidades de pago? ¿Cómo articulas las tarifas?

Soy más que comprensivo con los pagos. Doy todo tipo de facilidades, por ejemplo a través de fraccionamiento de pagos, o estableciendo un sistema mixto de fijo más resultados.

La primera consulta es gratuita, y las tarifas se articulan según procedimiento y con honorarios por debajo de las recomendaciones del Colegio de Abogados.

¿Qué disponibilidad de atención tienes?

Disponible a tiempo completo. De lunes a jueves de 9 a 20 horas, y los viernes por la mañana, estamos a disposición de quien solicite nuestros servicios, e incluso con cita previa se pueden contemplar reunirnos en otro horario.

He llevado juicios por toda España por lo que no solo me limito a la Comunidad de Madrid sino que también puedo atender a personas de otras provincias y regiones del país.

Oficinas de José Antonio López Abogados

Oficina de José Antonio López Abogados en Madrid: Calle Almagro nº 22. 28010 Madrid
Oficina de José Antonio López Abogados en Majadahonda: Avenida de los Reyes Católicos nº 6. 28220 Majadahonda