Abogado de oficio o abogado de pago, ¿cuál es mejor?

Es posible que en el momento de buscar un abogado te hayas planteado una duda como esta ¿Puedo tener un abogado de oficio? ¿Qué me sale mejor? ¿Quién es mejor? La elección de un especialista no es algo que se deba dejar al azar ya que encontrar a un profesional de tu confianza, con el que te sientas seguro, y que tenga conocimientos y experiencia en casos como el tuyo es vital.

Las películas y series norteamericanas han popularizado la figura del abogado de oficio pero su justificación tiene una realidad mucho más cercana. Es la Carta Magna, la Constitución Española, la que en su artículo 24 recoge que “todos tienen derecho […] a la defensa y a la asistencia de letrado”, una manera de defender la protección judicial de los derechos fundamentales.

Por ello, a diferencia de lo que se pueda pensar, todas las personas que carezcan de recursos podrán contar con un abogado de oficio sea cual sea el caso sobre el que se tenga que juzgar.

No obstante, lo cierto es que a la ventaja de contar con un abogado de oficio se unen inconvenientes que no ocurrirán con un abogado de pago. La profesionalidad se entiende para todos los especialistas, por lo que es cierto que tanto uno privado como uno de oficio tendrá los conocimientos necesarios (acreditados según establece la Administración) para defender tu caso. Pero aquí llega la primera diferencia: el tiempo que dedican no es el mismo.

Un abogado de pago es un servicio más exclusivo, por tanto, es más probable que preste más tiempo a estudiar tu situación y a buscar una solución. El abogado de oficio tendrá muchos y diversos clientes por lo que su tiempo estará más repartido para tratar de llegar a todos, y no estará a tu disposición cuando lo desees, sino cuando pueda.

Los trámites para hacerse con un abogado de oficio, otra dificultad

Otro de los puntos que diferencian a un abogado de oficio y a uno de pago es la forma en la que conseguir sus servicios. Para un abogado privado puedes recurrir a Easyoffer, que de una manera sencilla pondrá a tu disposición hasta tres presupuestos personalizados, de forma gratuita y sin compromiso, para que puedas encontrar a tu especialista ideal. Tan fácil como rellenar un formulario online contando tu caso, nada más que eso. Un trámite cómodo, rápido, y que encima te permite comparar varias opciones.

En el caso del abogado de oficio la gestión no es para nada tan fácil. En primer lugar porque para tener derecho a uno de estos profesionales debes acreditar unas condiciones particulares que te hagan merecedor del servicio. ¿Cuáles son esas condiciones?

En primer lugar podrán obtener un abogado de oficio los ciudadanos españoles o extranjeros que no tengan recursos suficientes. También determinadas personas jurídicas (Asociaciones de Utilidad Pública, y Fundaciones), y las entidades Gestoras y Servicios Comunes de la Seguridad Social.

Los condicionantes para optar a un abogado de oficio se centran en la capacidad económica del solicitante. Los ingresos brutos anuales, y por unidad familiar, no podrán superar dos veces el Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (IPREM) para quienes no formen una familia -cifra que se sitúa en casi 13.000 euros-, y de dos veces y media para familias de dos o tres miembros -16.000 euros-. Para unidades familiares de cuatro o más miembros se fija el triple del IPREM que resulta de unos 19.000 euros.

Pero, aparte de los ingresos, la Administración tendrá en cuenta lo que en la Ley de Asistencia Jurídica Gratuita definen como “signos externos” que hagan pensar que esa declaración de ingresos no se corresponde con la situación real del afectado. De esta forma considerarán también propiedades de bienes inmuebles o posibles rendimientos de capital mobiliario. Por lo que si se busca defraudar o engañar en este asunto, puede que la jugada salga realmente mal.

No obstante, hay casos concretos en los que, independientemente de los recursos económicos, siempre se va a tener derecho a un abogado de oficio:

  • Víctimas de violencia de género, terrorismo, víctimas del tráfico con seres humanos
  • Personas con discapacidad psíquica que haya sido víctima de maltrato
  • Menores de edad
  • Víctimas con secuelas permanentes a causa de un accidente
  • Trabajadores beneficiarios de la Seguridad Social para reclamar por sus derechos laborales

La asistencia gratuita incluye también los costes de tasas y otros pagos que hay que hacer para acudir a la justicia, algo que es una ventaja ya que con un abogado de pago será el cliente quien tenga que afrontar estos gastos extra.

Presupuestos de abogados y asesores gratis

Asesórate de la mejor manera

Contacta con abogados y asesores en tu zona. Dinos qué necesitas y recibe gratis 3 presupuestos hoy mismo.
¡Gratis y sin compromiso!

¿Cómo se solicita un abogado de oficio?

Esta figura se tramita necesariamente a través de los colegios de abogados de la localidad que albergue los juzgados a los que vas a acudir. Es en este momento donde se debe incluir la información personal sobre el estado de la economía familiar, más los datos concernientes al proceso por el cual se solicita asistencia gratuita.

Cada comunidad autónoma determina una Comisión de Asistencia Jurídica Gratuita, compuesta por los decanos de los colegios de abogados correspondientes, que será la que valore si efectivamente el interesado merece o no ese abogado de oficio.

Si se acepta la propuesta será el colegio de abogados el que determine qué abogado de oficio corresponde para llevar el caso ¿Puede una persona contar con dos abogados, uno de oficio y uno de pago? La respuesta mayoritariamente es no, aunque con una excepción. En el caso de que el abogado de pago renuncie por escrito, ante el beneficiario de la asistencia gratuita y ante el Colegio en el que esté inscrito, a recibir su sueldo y derechos.

Por lo tanto, en los casos en los que no haya otro remedio puedes acudir a un abogado de oficio siempre que cumplas las condiciones. Pero si quieres asegurarte una atención personalizada, un trato más exclusivo para defender tus intereses, y el hecho de poder elegir tú mismo al profesional que va a protegerte, tienes que buscar un abogado de pago.

Si no tienes demasiados recursos puedes encontrar en Easyoffer a tu especialista ideal ya que gracias a nuestra plataforma contarás, de manera gratuita y sin ningún compromiso, con hasta tres presupuestos personalizados. Además en nuestro formulario online nos puedes dejar anotada tu situación, para identificar, dentro de tu zona geográfica, a los mejores profesionales y así garantizarte una defensa de primer nivel.

Daniel Álvarez
Daniel Álvarez Redactor Easyoffer