Categoría: Derecho inmobiliario

Seguramente has visto alguna vez Aquí no hay quien viva, o La que se avecina, ¿verdad? Estas series de humor han triunfado en España, y no es casualidad. Los problemas en una comunidad de vecinos son frecuentes, se dan a diario, y aunque en la mayoría de casos todo queda en anécdota, o en tópicos para hacer una serie de ficción, la realidad es que no siempre es tan divertido.

Uno de los problemas más serios que puede encontrar un propietario en el momento de enseñar su casa para alquilar o vender es que esta se encuentre ocupada por okupas. Las dudas son muchas acerca del proceso para desalojar legalmente a estas personas que están cometiendo un delito, ya que en el artículo 245 del Código Penal viene recogido que “el que ocupare, sin autorización debida, un inmueble […] o se mantuviere en ellos en contra de la voluntad de su titular, será castigado con la pena de multa de tres a seis meses”.

Acabas de ver la que crees que será la casa de tu vida. Amplia, luminosa… Lo que se dice, perfecta para ti y para tu familia. Sabes que quieres hacerte con esa casa, pero todavía te falta cerrar algunos flecos para conseguir la financiación, y te da miedo que otro posible comprador te quite esa vivienda que tanto te gusta ¿Qué puedes hacer para que el vendedor te la reserve sin problemas y con garantías? Pues firmar algo tan sencillo como un Contrato de Arras.

2015 está siendo un año activo en la compraventa de viviendas. Ahora que los precios se han estabilizado, y que las perspectivas económicas son más optimistas, muchos creen que “ya es el momento”. Si es tu caso, ante todo sé realista y ponle sentido común: ten en cuenta tu situación personal, laboral y económica, y a partir de ahí fíjate un presupuesto ideal.