Categoría: Mercantil

La buena gestión de una empresa depende como es lógico de muchos factores. Algunos de ellos deben ser características que tengan los propios socios: inteligencia en las gestiones, capacidad de liderazgo, visión emprendedora, iniciativa, capacidad para aprovechar las oportunidades, y un sinfín de rasgos que definen a los empresarios más audaces. Pero no solo de las habilidades personales depende la buena marcha de un negocio.