¿Cómo recurrir con éxito una estafa funeraria?

Es muy probable que este caso de estafa funeraria no te resulte desconocido. El pasado 1 de febrero la delegada del Gobierno en Castilla y León, Virginia Barcones, comparecía en rueda de prensa. Su finalidad era facilitar información sobre la Operación Ignis (en referencia al vocablo latín que significa “fuego”). Dicha operación se enmarca dentro de un caso de estafa funeraria ocurrido en Valladolid. En concreto, ha concluido con la detención de unas 14 personas.

Los protagonistas de la estafa funeraria

Entre los detenidos, se encuentran los propietarios y algunos trabajadores del Grupo El Salvador. Este grupo empresarial se dedica a la actividad funeraria y posee ocho tanatorios y un cementerio propio. Su sede social se encuentra en Valladolid, aunque la familia es originaria de Torrelobatón.

Presupuestos de abogados y asesores gratis

Asesórate de la mejor manera

Contacta con abogados y asesores en tu zona. Dinos qué necesitas y recibe gratis 3 presupuestos hoy mismo.
¡Gratis y sin compromiso!

La trascendencia de este caso de estafa funeraria se acrecenta desde el momento en que su protagonista es una de las familias más acaudaladas de Valladolid. Poseen numerosas propiedades, entre terrenos y bloques de viviendas, en el centro de la ciudad.

Los detenidos por estafa funeraria están acusados de sustituir los ataúdes de alta calidad que vendían a sus clientes, por otros de peor calidad y mucho más baratos. Todo ello lo hacían en el momento mismo en que se procedía a la cremación de los fallecidos. Como puedes imaginar, puede tratarse de un claro caso de estafa funeraria, si se demuestran los hechos.

Según la Delegada del Gobierno, serían miles las personas afectadas por esta estafa funeraria. No en vano, hablamos de casi dos décadas de actividad fraudulenta. Los hechos investigados sucedieron entre los años 1995 y 2015. Y esta estafa funeraria continuada habría generado enormes beneficios a este supuesto grupo criminal. Se habla, de hecho, de millones de euros.

Por si esto fuera poco, esta práctica delictiva consistente en cambiar los ataúdes se extiende también al uso de coronas fúnebres que ya habían sido utilizadas con anterioridad. Y lo mismo ocurre con las flores en los sepelios. Supuestamente, los detenidos actuaban de esta forma de manera reiterada.

La investigación y sus resultados

Con el objetivo de evitar la destrucción de pruebas por parte de los detenidos, en el contexto de esta operación de estafa funeraria se han intervenido simultáneamente las distintas sedes del grupo empresarial. Y también los domicilios de los detenidos. En total, han participado en dichas intervenciones un total de 76 efectivos.

Concretamente, se actúo en Valladolid y en Santovenia de Pisuerga, localidades en las que la empresa cuenta con hornos crematorios. En el domicilio del propietario de la empresa, por otra parte, se localizaron un total de 961.785 euros en efectivo.

Los investigadores estiman que se revendieron al menos 6.000 ataúdes. El Juzgado de Instrucción número 6 levantó el 5 de febrero el secreto de sumario de la segunda pieza, que recoge la intervención de los teléfonos de los detenidos.

La situación de los investigados por estafa funeraria

A raíz de descubrirse este supuesto caso de estafa funeraria, el propietario del Grupo El Salvador se encuentra en prisión sin fianza. Por su parte, sus hijos han salido en libertad bajo fianza. Y los demás arrestados han quedado en libertad.

Todos ellos están acusados de un delito continuado de estafa y falsedad, delitos contra la Hacienda Pública, blanqueo de capitales y organización criminal. Aunque esta es una calificación jurídica provisional. Las diligencias que se practiquen a lo largo de la instrucción judicial permitirán conocer la participación de cada acusado en la estafa funeraria.

A pesar de todo ello, la empresa no ha sido clausurada a raíz de conocerse su implicación en la estafa funeraria. Es decir, continúa prestando sus servicios con normalidad, con el fin de no perjudicar ni a clientes ni a trabajadores.

El origen del caso

La paradoja que rodea a este caso de estafa funeraria es que se inició como consecuencia de un proceso penal en 2017. Por aquel entonces, se enfrentaron en los tribunales el Grupo El Salvador y uno de sus extrabajadores. Al parecer, este extorsionaba a la empresa una vez jubilado para obtener ingresos a cambio de no revelar estas irregularidades.

La empresa estaba personada como acusación particular y logró la condena del exempleado a un año de cárcel. Pero el caso no terminó ahí. La policía analizó un pendrive del condenado y descubrió así la documentación y las fotografías que podrían demostrar la estafa funeraria. En ellas, se ve cómo los cadáveres son extraídos de los ataúdes instantes antes de la incineración, para así revender los féretros y las flores.

estafa funeraria body

Más líneas de investigación

Los tanatorios del Grupo El Salvador situados en Valladolid y Santovenia de Pisuerga son los más utilizados, tanto por los particulares como por las aseguradoras. Por esta razón, la policía investiga también el papel de estas últimas en la trama de estafa funeraria. El objetivo es descubrir si pudieron haber actuado en connivencia con la empresa.

Las pruebas de la estafa funeraria

La Policía Nacional también investiga si la empresa responsable de la estafa funeraria llegó hasta el extremo de incinerar cadáveres en el horno crematorio sin su correspondiente ataúd. Es una de las sospechas que barajan los investigadores, en base a las fotografías aportadas por el citado extrabajador.

Al parecer, algunas de esas fotos muestran cómo los fallecidos son extraídos de los féretros en la sala de incineración. Esto se hacía después de correr las cortinas que impiden ver cómo el ataúd entra en el horno. Y en esas fotos no se ve que exista una segunda caja, por lo que el cuerpo podría haber sido incinerado sin ataúd.

Fuentes de la investigación de la estafa funeraria afirman que los análisis de las cenizas no podrán acreditar este extremo, por las altas temperaturas de cremación. Por esa razón, las imágenes citadas serán muy relevantes para el caso.

Y, aparte de las fotografías, el extrabajador aportó documentación muy valiosa para la causa. De este modo, tanto las fotografías como la documentación han servido para reunir las pruebas y también para identificar a buena parte de los propios afectados por la estafa funeraria. Es decir, los familiares de los fallecidos.

¿Qué posibilidades de reclamación tienen los afectados?

Lo primero que han pedido las autoridades es que los afectados traten de mantener la calma, para no saturar las comisarías presentando de forma prematura las denuncias. En este sentido, no hay que olvidar que los afectados por esta estafa funeraria van a recibir el asesoramiento del Cuerpo Nacional de Policía y de los jueces competentes. Así, podrán llevar a cabo las acciones legales pertinentes.

Fuentes judiciales han confirmado que el juzgado número 6 de Valladolid irá llamando de forma paulatina a todos los afectados. De este modo, podrá informarles de la existencia del procedimiento judicial y de su evolución.

El juzgado contactará con todos los afectados de esta estafa funeraria y se les ofrecerá la posibilidad de personarse en la causa. Por su parte, la Policía Nacional ya ha diseñado un modelo o pliego tipo de denuncia, que la Fiscalía ya ha autorizado. Con esta iniciativa, se pretende agilizar al máximo los posibles trámites judiciales.

En este modelo tipo de denuncia se resumen los hechos investigados en la Operación Ignis, que abarca todos los procedimientos de incineración llevados a cabo por parte de diversas empresas del Grupo El Salvador. Entre ellas, el Tanatorio El Salvador, la Agencia Funeraria Castellana y el Cementerio-Jardín El Salvador.

La documentación necesaria

Con este documento, también se pretenden evitar largas esperas a los afectados de la estafa funeraria. Con él, sabrán cuál es la documentación que tienen que aportar. La más esencial es la siguiente:

– El contrato con la aseguradora, es decir, la póliza, si existe.

– El contrato de los servicios con cualquiera de las empresas de Grupo El Salvador, o las facturas.

– Los justificantes de haber pagado por los servicios contratados.

– El presupuesto o albarán donde se refleje el coste de los servicios funerarios que recibieron.

– Cualquier documento que establezca las características de los ataúdes.

– El Libro de Familia que permita acreditar la vinculación familiar con el fallecido.

– El DNI del afectado por la estafa funeraria.

– Si existe, copia de la esquela publicada sobre el fallecido.

Los denunciantes afectados por la estafa funeraria solo serán citados en el caso de que se les considere efectivamente perjudicados. Y una vez que se haya investigado cada una de las denuncias.

Además, la Policía advierte de que la investigación de esta estafa funeraria se encuentra aún en su fase inicial. Todavía es preciso estudiar numerosos documentos y todos los archivos informáticos. Por lo tanto, hay un tiempo más que suficiente para efectuar las denuncias, y no es preciso hacerlo inmediatamente.

Recomendaciones

Por su parte, la OCU (Organización de Consumidores y Usuarios) también ha hecho públicas algunas recomendaciones. En concreto, aconseja a los posibles afectados por esta estafa funeraria, también conocida como el fraude de los ataúdes, que recopilen toda la documentación posible que esté relacionada con el servicio contratado.

En concreto, la OCU recomienda buscar las facturas, el contrato, el presupuesto… Y en general cualquier otro documento que especifique las particularidades del ataúd y del resto de elementos contratados.

Solo después de haber recopilado toda la información recomiendan que se acuda a la Guardia Civil, a la Policía o al Juzgado para interponer la correspondiente denuncia, si se considera que se puede ser un afectado. Todos los datos que se puedan aportar serán incluidos en el procedimiento judicial y tenidos en cuenta en la investigación sobre esta estafa funeraria.

No hay que olvidar que, antes de dirigirse a poner la denuncia, se tendrán que realizar copias de todos los documentos. Y, cuando todo el proceso de la investigación termine y, en el caso de que a la funeraria la declaren culpable de los hechos, los afectados podrán reclamar los daños y perjuicios ocasionados. Y estos pueden ser tanto económicos, como morales.

La denuncia

El Juzgado de Instrucción número 6 de Valladolid ya ha recibido las primeras reclamaciones de afectados por la estafa funeraria cometida por la empresa Grupo El Salvador durante casi 20 años. Aunque son muchos los afectados, solo unos pocos hasta ahora han conseguido reunir toda la documentación necesaria. Y es que esta es fundamental para poder acreditar que han sido estafados por esta empresa funeraria.

Una vez que los perjudicados se hacen con toda la documentación, es momento de tramitar la reclamación ante el juzgado. Este será el encargado de investigar caso por caso y aceptará o no su personación en el proceso.

Sin embargo, es posible que en algunos casos surjan dudas acerca de cuál es la vía más adecuada para efectuar las denuncias por la estafa funeraria. Por ejemplo, es posible que, si eres afectado, te preguntes si es mejor plantear las denuncias de forma individual. O si, por el contrario, es preferible hacerlo a través de determinadas plataformas. Pues bien, en este caso, la policía sugiere que es mejor hacerlo de forma individual. En cualquier caso, lo que se aconseja es que se haga con el modelo de denuncia correspondiente.

Es lógico que los primeros afectados por esta estafa funeraria se hayan mostrado indignados. Pero es preciso actuar con mucha cautela, a la espera de la evolución de las investigaciones. Y no parece que se vaya a poder avanzar muy rápido. Principalmente, por la gran cantidad de documentos que ha intervenido la policía. En total, han practicado un total siete registros, para tratar de resolver cuanto antes este caso de estafa funeraria.

Un buen asesoramiento es fundamental

En cualquier caso, lo mejor en estas situaciones es contar con los mejores asesores legales. Son casos en los que hay muchísimos afectados, y es posible que se convierta en un proceso largo y complejo.

Los abogados expertos en la materia son los profesionales que mejor pueden aconsejar a los afectados por esta estafa funeraria. Y también los que mejor puede guiarte a lo largo de todo el proceso de reclamación judicial por daños y perjuicios, económicos y morales, que haya podido ocasionarte esta estafa funeraria.

Por esta razón, es muy conveniente que las víctimas de esta estafa funeraria recurran a profesionales expertos. Así, recibirán el asesoramiento adecuado. Y, además, serán acompañados durante todo el proceso de reclamación judicial.

No lo dudes más y recurre a los abogados especialistas de Easyoffer. Te ayudarán a defender tus derechos si has sido víctima de esta estafa funeraria tan sonada.

Presupuestos de abogados y asesores gratis

Asesórate de la mejor manera

Contacta con abogados y asesores en tu zona. Dinos qué necesitas y recibe gratis 3 presupuestos hoy mismo.
¡Gratis y sin compromiso!
Júlia Jiménez
Júlia Jiménez Periodista, redactora freelance y SEO copywriter www.lasletrasdejulia.com