La cláusula de liquidación preferente y los pactos entre socios

El concepto de liquidación preferente hace referencia a un tipo de cláusula habitual en determinados negocios jurídicos, como los acuerdos, contratos o pactos entre socios en una empresa con forma de sociedad.

Esta cláusula la proponen los socios inversores como un modo de asegurar la recuperación de su inversión. Además, también se establece una rentabilidad pactada y con carácter preferente por delante del resto de socios. Con la modalidad de liquidación preferente, reducen sus riesgos para los casos en los que, por la razón que sea, liquiden su inversión.

La esencia de la liquidación preferente

En general, cuando el inversor se va, el valor suele ser mucho mayor que lo aportado. Pero, en otros casos, puede suceder lo contrario: que haya para dividir entre todos los socios menos dinero del aportado inicialmente. Por esta razón, la liquidación preferente es muy utilizada en la financiación de las startups mediante operaciones de capital-riesgo o venture capital. Este tipo de empresas recurren a distintas rondas de financiación, para que los inversores aporten su capital. El objetivo de esta cláusula es darles ciertas garantías y estímulos.

En realidad, la liquidación preferente establece cómo se repartirá entre los distintos socios todo el dinero, cuando llegue el momento de hacerlo. Y hablamos de liquidación en el sentido más amplio del término. Es decir, siempre que se convierta en dinero la inversión, por diversas razones:

  • Por la salida de un inversor.
  • Por la venta de la empresa.
  • Porque se produzca una fusión.
  • Porque la empresa sea absorbida por otra organización.
  • Cuando se produce la compraventa de activos y pasivos.
  • Si se produce una reducción de capital.
  • Cuando se repartan los dividendos.

En cualquier caso, en la cláusula de liquidación preferente se pactarán las diferentes causas que la pueden poner en marcha. Son los eventos de liquidez o triggers.

Has de saber que, desde el punto de vista legal, la Ley de Sociedades de Capital posibilita que se puedan emitir participaciones o acciones con derechos que sean preferentes. Pero no se establece de forma concreta cómo se redactan y cuál debería ser su contenido concreto. Por lo tanto, son cláusulas muy abiertas a los pactos que alcancen los socios.

¿En qué consiste exactamente la preferencia en la liquidación preferente?

Básicamente, la preferencia otorgada a los socios inversores radica en que acabarán recibiendo más dinero que si no tuvieran esa preferencia. También tiene que ver con que se les liquidarán sus cantidades antes que a los demás socios. Además es un derecho que pueden ejercer, o no, según las circunstancias en las que se produzca la liquidación.

Así, en virtud de la cláusula de liquidación preferente, los socios inversores reciben una serie específica de acciones de la empresa en la que invierten. Estas acciones poseen, en el caso de que se produzca el evento de liquidez, un derecho preferente a recibir una cantidad equivalente a su inversión inicial, pero incrementada con un multiplicador cuya rentabilidad se pacta con anterioridad.

Cuando se negocian las rondas de inversión, el inversor que pone su capital en la startup suele exigir que, cuando se venda toda o parte de la empresa o suceda cualquier otro evento de liquidez, él reciba un volumen mínimo garantizado antes que los demás accionistas.

Esto es así porque el inversor puede aportar a la empresa startup un importante valor añadido, desde contactos relevantes para el negocio, hasta capacidad de visibilidad social, por ejemplo.

Evidentemente, si en el momento de la venta el valor es muy bajo o no llega siquiera a lo que aportó el inversor, este sufrirá su correspondiente pérdida. Pero si se vende por mucho más valor, el inversor verá multiplicada su inversión con una alta rentabilidad.

Presupuestos de abogados y asesores gratis

Asesórate de la mejor manera

Contacta con abogados y asesores en tu zona. Dinos qué necesitas y recibe gratis 3 presupuestos hoy mismo.
¡Gratis y sin compromiso!

El multiplicador

Para garantizar la rentabilidad, precisamente, se aplica el multiplicador que hemos comentado anteriormente, que puede ser su inversión multiplicada por 1 (sin rentabilidad), por 1,5, por 2 y hasta por 3. Cuanto más importante sea el inversor y más aporte al desarrollo de la startup, más alto será el multiplicador.

La segunda preferencia

Además, este tipo de accionistas preferentes pueden tener recogida en la cláusula de liquidación preferente una segunda preferencia. Se refiere a que, del resto del importe a repartir una vez han recibido su propia inversión inicial (con multiplicador o no), tienen derecho a participar con su propio porcentaje como el resto de accionistas.

¿Cómo se diseñan estas cláusulas de liquidación preferente?

La realidad es que existen muchos tipos de cláusulas de liquidación preferente, y muchos factores que la pueden determinar. Por ejemplo:

  • El importe de inversión realizada.
  • El multiplicador escogido.
  • Las características de la sociedad donde se invierte.
  • La forma jurídica de la empresa.
  • La volatilidad del sector.
  • El momento de madurez en que se encuentre la compañía.
  • El perfil del inversor que entra con su capital.

Desde luego, estas cláusulas no son sencillas de negociar ni de concretar en el contrato entre socios.

liquidacion-preferente-body

Terminología habitual en las cláusulas de liquidación preferente

Para terminar de comprender su funcionamiento, es necesario conocer los términos que se utilizan para diseñar las cláusulas de liquidación preferente.

Entre estos términos, nos encontramos por ejemplo con las expresiones “1x”, “2x” o “3x”, que son los multiplicadores o factores. Estos multiplicadores expresan el número de veces que los inversores accionistas van a recibir el volumen inicial de su inversión. Y, como hemos dicho, lo recibirán antes que el resto de socios, que tendrán su porcentaje solo del capital que quede tras esa preferencia.

Por otro lado, nos encontramos con los términos single dip (carga simple) o double dip (carga doble). Estos conceptos expresan si, además de lo anterior, el inversor recibirá otra preferencia o no. Así, “single dip” significa que el inversor recibirá su inversión inicial con su multiplicador (por ejemplo “1x” o “2x”). Y nada más.

Por el contrario, double dip significa que, además del importe recibido de la primera parte de la liquidación preferente, el inversor accionista recibirá también su porcentaje de participación en el capital pendiente de repartir, tras descontar ese primer importe. 

Lógicamente, cuanto mayor sea la inversión o el porcentaje de participación en el capital que supone esta, menos volumen de multiplicadores se pueden ofrecer, y más difícil será acordar un double dip.

Los diferentes tipos de cláusulas de liquidación preferente

Es especialmente importante conocer los tipos más habituales de cláusulas de liquidación preferente utilizados en estas operaciones, para poder anticipar cuáles serán las futuras pérdidas o ganancias asociadas.

Liquidación preferente no participativa

En primer lugar, hablaremos de la liquidación preferente no participativa. Esta modalidad es más favorable para la empresa startup, y por tanto para los socios creadores o fundadores. Con esta versión de la cláusula, el inversor puede elegir entre activar o no su preferencia. Pero, en cualquier caso, esta será del tipo single dip.

Si no ejerce su derecho a liquidación preferente, significa que recibirá la parte que le corresponda por su porcentaje de participación en el capital social. Igual que el resto de socios. Si lo ejerce, recibirá su inversión con el multiplicador acordado. El resto que quede se repartirá entre los socios ordinarios.

La liquidación preferente participativa

La liquidación preferente participativa es más favorable para el inversor accionista, al ser siempre del tipo double dip. Al igual que en la modalidad anterior, los socios preferentes tienen derecho a recibir el importe de su liquidación preferente. Es decir, su aportación inicial, multiplicada por el factor acordado.

Sin embargo, los accionistas preferentes también van a ser tratados como el resto de accionistas comunes. Van a compartir con ellos los fondos restantes, según su porcentaje de participación en el capital social. Por lo tanto, efectivamente vemos que a este socio inversor se le paga dos veces. Así, esta cláusula tiene el mismo efecto que emitir un pagaré y, además, acciones, a favor del inversionista.

La liquidación preferente participativa limitada

La liquidación preferente participativa limitada es una modalidad de liquidación preferente de tipo intermedio entre las dos anteriores. Estos accionistas preferentes tienen los mismos derechos que los de la modalidad anterior. Es decir, el retorno de su inversión, más la proporción de sus acciones en el resto. Con la única diferencia de que el importe total que pueden recibir está limitado. Tiene un límite máximo que, una vez alcanzado, ya no le permite participar en el reparto del resto de los ingresos.

Un ejemplo aclaratorio

En el caso de que se produzca cualquier evento de liquidez, el producto a entregar, ya sea en forma de efectivo o de acciones, deberá distribuirse según lo pactado en estas cláusulas.

Para ver cómo se aplican estos pactos de liquidación preferente, vamos a partir de un ejemplo ilustrativo, en el que pueden darse diversas situaciones opuestas. Imagina una empresa compuesta por los socios que se detallan a continuación:

  • Los socios fundadores (SF): poseen el 60 % de las acciones de la empresa.
  • Un fondo Venture Capital, capital-riesgo (VC): tiene el 40 % restante de las acciones e invirtió en su momento 4 millones de euros. Ello significa que la empresa estaba valorada en 10 millones de euros.

¿Qué sucede si la compañía se vende por 8 millones de euros?

Escenario 1

El fondo VC posee derechos de liquidación preferente con un factor multiplicador de 1x y single dip.

En este caso, al estar el precio de venta por debajo de la valoración inicial, el inversor accionista ejercerá su cláusula de liquidación preferente. Por lo tanto, percibirá sus 4 millones de euros y los 4 restantes los percibirán los SF. Estos tendrán una minusvalía de 2 millones respecto de la valoración anterior.

Escenario 2

El fondo VC posee derechos de liquidación preferente con un factor multiplicador de 1x y double dip.

En este caso, al estar el precio de venta por debajo de la valoración inicial, el inversor accionista ejercerá su cláusula de liquidación preferente. Pero la cláusula double dip le permite primero recibir sus 4 millones de la inversión que realizó. Y, después, participar con los SF en el reparto de los 4 restantes.

Como el socio preferente posee el 40 % del capital social, obtendrá 1,6 millones adicionales, sumando un total de 5,6 millones. Los SF recibirán por tanto, 2,4 millones, con una minusvalía de 3,6 respecto de la valoración anterior.

¿Y si la compañía se vende por 20 millones de euros?

Escenario 1

El fondo VC posee derechos de liquidación preferente con un factor multiplicador de 1x y single dip.

En este caso, al estar el precio de venta por encima de la valoración inicial, el inversor accionista no ejercerá su cláusula de liquidación preferente, porque con ella recibiría 4 millones y si renuncia recibirá el 40 % del precio de venta. Es decir, 8 millones de euros.

Escenario 2

El fondo VC posee derechos de liquidación preferente con un factor multiplicador de 1x y double dip.

En este caso, aun siendo el precio de venta mayor que la valoración inicial, el inversor accionista sí ejercerá su cláusula de liquidación preferente. Aplicando la cláusula recibiría primero los 4 millones de euros de su inversión inicial. Después, participaría del reparto de los 16 millones restantes.

De este modo, percibirá el 40 % de 16 millones, es decir 6,4 adicionales, haciendo un total de 10,4 millones de euros. Si no ejerciese la cláusula, recibiría solo 8. Por su parte, los SF percibirán 9,6 millones.

Los mecanismos de compensación

Para evitar situaciones abusivas en favor de los inversores, suelen introducirse mecanismos de compensación. Por ejemplo,fijar un límite (un porcentaje máximo) a lo que se puede percibir, que la cláusula se aplique durante un plazo de tiempo máximo o que la liquidación preferente se desactive cuando no se alcanzan los objetivos de facturación o los beneficios y se active si el importe a repartir es muy alto.

En efecto, este tipo de cláusulas debe usarse con mucho cuidado. Su aplicación puede llegar a dejar sin ninguna rentabilidad al resto de socios. En este sentido, lo más recomendable cuando entra en juego un accionista preferente es que el resto de los socios examinen muy bien qué efectos tendrá sobre sus propios derechos esa preferencia. La incidencia que se puede producir sobre su rentabilidad puede llegar incluso a producirles pérdidas o situaciones muy desventajosas.

Si te encuentras en esta situación, no lo dudes y recurre a un asesoramiento experto. Los abogados especialistas que encontrarás en Easyoffer defenderán en todo momento tus intereses como accionista.

Presupuestos de abogados y asesores gratis

Asesórate de la mejor manera

Contacta con abogados y asesores en tu zona. Dinos qué necesitas y recibe gratis 3 presupuestos hoy mismo.
¡Gratis y sin compromiso!
Etiquetas relacionadas: Abogados, Mercantiles, Startup
Júlia Jiménez
Júlia Jiménez Periodista, redactora freelance y SEO copywriter www.lasletrasdejulia.com