¿Cuánto cuesta la cancelación de un contrato de multipropiedad? Actualizado 2020

¿Necesitas un abogado? Hemos ayudado a personas a encontrar abogado hoy.

¿Necesitas un abogado? Te ayudamos a encontrar un abogado hoy.

Por favor contesta unas pocas preguntas para ayudarnos a encontrarte abogados en tu zona.

A la multipropiedad también se la conoce como ‘timeshare‘ o ‘aprovechamiento por turnos‘. Y es la solución que muchos encuentran para no tener que hacer frente a los, en ocasiones, excesivos precios de la vivienda de alquiler.

Así, por ejemplo, una persona puede adquirir en multipropiedad una casa, para disfrutar de ella únicamente durante los meses de verano. Evitándose así buscar cada año un apartamento en alquiler. Y sin tener que desembolsar una gran cantidad de dinero por la compra individual de un inmueble que solo va a usar una pequeña parte del año.

A primera vista, puede parecer una alternativa ideal frente al alquiler o la compra tradicionales. Sin embargo, no son pocas las ocasiones en las que esta operación acarrea problemas a los compradores. Analizamos en este artículo en qué consiste la multipropiedad y los principales escollos con los que se encuentran los compradores. Además, explicamos cuánto cuesta la anulación de una multipropiedad y cómo se desarrolla el proceso.

Las características esenciales de la multipropiedad

Podemos decir que la multipropiedad es una forma muy extendida de alojamiento vacacional. En España, tiene especial incidencia en las zonas de costa, sobre todo en el sur y en el este del país. Además, por supuesto, de ser habitual en todas las islas. Y no solo acceden a esta modalidad de propiedad los ciudadanos españoles. También los que proceden, sobre todo, de Francia, Alemania, Italia y Reino Unido.

Con la firma de un contrato de multipropiedad, se adquiere el derecho a disfrutar de un bien inmueble por periodos de tiempo. Estos periodos deberán reflejarse claramente en el documento. Y durante ese tiempo el comprador tiene acceso tanto a la vivienda como a todos los servicios adscritos a ella.

Requisitos fundamentales

No todas las viviendas pueden ser objeto de multipropiedad. Para ello, es necesario que se cumplan una serie de requisitos, que se enumeran a continuación:

  • Constituir de manera formal este régimen mediante escritura pública, y hacerlo constar en el Registro de la Propiedad.
  • Haber formalizado la finalización de la obra y, si aún no ha terminado, declarar la vivienda como obra nueva.
  • Disponer de las correspondientes licencias de actividad turística y de la cédula de habitabilidad.
  • Contratar un seguro de responsabilidad civil.

Los principales riesgos de la multipropiedad

En primer lugar, tenemos que destacar un riesgo derivado de las agresivas técnicas de venta que en ocasiones se han utilizado para captar compradores. Hablamos del hecho de tomar la decisión de manera excesivamente precipitada, sin valorar si verdaderamente se trata de una opción rentable en cada caso particular. A veces, incluso, se llega a no leer con atención cada una de las cláusulas del contrato de multipropiedad.

La falta de información por parte de la empresa comercializadora o promotora es también un riesgo recurrente. No hay que olvidar que existe la obligación, por parte del propietario original, de ofrecer todos los datos que sean necesarios para la toma de una decisión con garantías. De hecho, la ley establece que se deberá proporcionar toda la información precontractual relevante acerca de las condiciones de venta. Esta puede ser solicitada, además, en:

  • Notarios.
  • Oficinas Municipales de Consumo e Instituto Nacional del Consumo
  • Registradores de la Propiedad.
  • Oficinas de turismo.
  • Cualquier organismo propio de cada comunidad autónoma que sea competente en la materia.

Tampoco estaría de más, antes de firmar, saber cuál es el precio de la cancelación de un contrato de multipropiedad. No siempre ocurre, pero es posible que termines arrepintiéndote de la adquisición. Y contar con esta información te resultará de gran ayuda.

¿Es posible cancelar un contrato de multipropiedad?

La respuesta es clara: sí. La Ley 42/1998, de 15 de diciembre, sobre derechos de aprovechamiento por turnos de bienes inmuebles de uso turístico y normas tributarias es la normativa que en la actualidad rige este tipo de contratos. Y en ella se destaca de manera clara el derecho de desistimiento del comprador.

Como norma general, el adquiriente dispone de 10 días para cancelar el contrato de multipropiedad. Dentro de ese plazo, no será necesario alegar ninguna causa ni justificar motivo alguno. En cambio, si ya ha transcurrido ese tiempo, debe darse alguna de estas condiciones para poder canelar el contrato de multipropiedad:

  • Que el contrato no contenga algún dato o documento de los que se consideran mínimos en el artículo 9 de ley.
  • Si el comprador no ha sido debidamente informado de todas las condiciones de la operación.
  • Que el vendedor incumpla alguna de sus obligaciones legales.
  • Que exista falta de veracidad o falsedad en la información proporcionada al comprador.

Y también es bastante común que el vendedor, en realidad, sea una empresa fantasma. Es decir, que tras firmar el contrato y hacer el pago, el comprador se dé cuenta de que la propiedad no existe. O de que está ocupada por otras personas que nada tienen que ver con la operación.
En este supuesto y en los anteriores, procede la cancelación del contrato de multipropiedad.

Si te encuentras en alguna de estas circunstancias, es más que probable que te interese conocer el precio de la cancelación del contrato de multipropiedad. Así como todos los pasos que es necesario dar para conseguirlo con éxito. Te contamos todo esto en detalle en las siguientes líneas.

¿Cuál es el precio de la cancelación de un contrato de multipropiedad? ¿Es complejo es el procedimiento?

Determinar cuánto cuesta la cancelación de un contrato de multipropiedad no es algo sencillo. Pero, de manera general, podemos decirte que el coste de contar con asesoramiento legalpara estos supuestos oscila entre los 1.200 y los 2.000 euros. Siendo 1.600 euros la cuantía media en este tipo de casos.

En cuanto al desarrollo del proceso de reclamación, podemos dividirlo en los siguientes pasos. Si uno de ellos no surte efecto, se pasará entonces al siguiente, hasta llegar a la vía judicial:

  1. Comunicar debidamente la reclamación: hay que dejar constancia, por escrito, del motivo por el que se inicia el procedimiento. Y habrá que hacerlo frente a la empresa o persona vendedora. Lo ideal, siempre, es emitir un burofax.
  2. Solicitar arbitraje: en caso de estar suscrita la empresa vendedora al Arbitraje de Consumo, se puede enviar una solicitud de arbitraje al organismo correspondiente de la comunidad autónoma. Se dispondrá así de seis meses para alcanzar un acuerdo.
  3. Acudir a la Oficina del Consumidor: allí te informarán detalladamente acerca de tus derechos, además de guiarte en los siguientes pasos.
  4. Reclamar judicialmente: si nada de lo anterior consigue poner fin a tu problema, puedes ejercer tu derecho e iniciar la reclamación por vía judicial. Para ello, deberás contar tanto con un abogado como con un procurador.

Te recordamos, si has llegado hasta el punto 4 del proceso, que en Easyoffer puedes encontrar al abogado especializado en Derecho Inmobiliario que estás buscando.

Júlia Jiménez
Júlia Jiménez Periodista, redactora freelance y SEO copywriter www.lasletrasdejulia.com