¿Cuánto cuesta la paralización de la ejecución hipotecaria?

En parte a raíz de la gran crisis económica vivida en España en 2008 y años posteriores, un gran número de viviendas han sido objeto de una ejecución hipotecaria. Se trata, sin duda, de una experiencia muy desagradable para los que han sido durante un tiempo los propietarios del inmueble.

De hecho, en algunos casos la ejecución hipotecaria no garantiza que puedas liquidar la totalidad del préstamo hipotecario. Se trata de procesos judiciales muy complejos, para los que será fundamental contar con ayuda especializada. Solo un abogado especializado en el ámbito bancario podrá aplazar o paralizar la ejecución hipotecaria. Y, por supuesto, podrá darte una cifra concreta respecto al precio de la paralización de una ejecución hipotecaria.

Pero su complejidad y por la importancia de los plazos que se van estableciendo en el procedimiento, invertir en una buena defensa siempre valdrá la pena. Además, su coste no es tan significativo, si lo comparamos con lo que tenemos en juego. Te daremos todos los detalles acerca del precio de la paralización de una ejecución hipotecaria más adelante. Y también hablaremos del procedimiento de renegociación, y de su coste.

¿En qué consiste una ejecución hipotecaria?

Lo más habitual es que todo comience porque una persona o una pareja adquieren su vivienda mediante la solicitud de un préstamo. Más tarde, por la razón que sea, dejan de pagar sus vencimientos mensuales. Y en ese momento el banco les demanda judicialmente.

Se entra entonces en el terreno de la ejecución hipotecaria. Es un proceso judicial por el que se exige el pago de un préstamo hipotecario, en este caso vinculado a un inmueble. Lo primero que has de tener en cuenta es que, en general, estos procesos son muy rápidos. Están pensados para que el acreedor, normalmente una entidad financiera, pueda recuperar su préstamo de forma rápida.

Además, son trámites que ofrecen muy pocas posibilidades para la paralización de la ejecución hipotecaria, porque están pensados para proteger el préstamo concedido.

El procedimiento de ejecución hipotecaria

En concreto, las condiciones que deben darse para que el banco pueda plantear la ejecución hipotecaria son las siguientes:

  • Que exista una hipoteca (la garantía del préstamo) sobre un bien (la vivienda en este caso).
  • Que los deudores (la persona o familia) dejen de pagar las cuotas, al menos las tres últimas. En ese momento el banco ya puede dar por resuelto el contrato y plantear la demanda de ejecución hipotecaria.

Paso a paso

Presentada por el banco la demanda, esta deberá ser notificada a los demandados en su domicilio. Y estos dispondrán de un plazo muy corto para oponerse a la demanda: tan solo 10 días.

Es muy conveniente contar ya en este momento con el asesoramiento de un abogado especializado en la materia. La razón es que en el escrito de oposición se deben aportar todos los argumentos que tengamos para defendernos o paralizar la ejecución, porque después ya no podremos añadir nada más. Salvo, eso sí, que se detecten cláusulas abusivas en el contrato hipotecario. En este supuesto, podrá usarse este argumento en cualquier momento del proceso.

Presentado el escrito de oposición, puede suceder que se suspenda la ejecución, o bien que esta prosiga. En este caso, la vivienda que está hipotecada será objeto de subasta. Y el valor de la tasación que conste en el contrato servirá de base para la subasta.

Lo normal es que el inmueble se lo quede el propio banco, que liquidará las costas y los intereses y calculará si con esta adjudicación se salda toda la deuda o si queda una cantidad pendiente. En este caso, el banco continuará con la ejecución del resto de bienes de los demandados.

El problema en este punto del proceso es que la vivienda ya es del banco, por lo que este solicitará el desahucio. La parte positiva es que se pueden pedir prórrogas o solicitar las medidas de protección establecidas por la ley.

En cualquier caso, volvemos a remarcar la importancia de encontrarse en todo momento protegido y bien asegurado.

¿Cuánto cuesta la renegociación de la deuda hipotecaria?

A pesar de todo lo expuesto anteriormente, la realidad es que las personas que no pueden hacer frente a los pagos de su hipoteca pueden evitar llegar a esta situación judicial. Como es una deuda de carácter privado, puede llegarse a acuerdos con el banco. Y de nuevo entrará en juego la profesionalidad del abogado que te defienda.

La idea no es otra que ofrecer al banco algunas alternativas para evitar la ejecución hipotecaria. La clave para conseguirlo es que esto puede beneficiar al banco, porque facilita sus posibilidades de cobrar. Y por supuesto al deudor, porque no pierde su vivienda.

Las posibilidades

La primera opción en esta renegociación es la llamada reestructuración de la deuda, que suele consistir en alargar los plazos de amortización de la hipoteca.

Otra posibilidad es la refinanciación de la deuda. Puede recurrirse a un avalista para solicitar un segundo préstamo con el que afrontar el primero. O puedes buscar a otro banco que te dé otra hipoteca en mejores condiciones, de forma que se le transmita la primera hipoteca al segundo.

Otra opción es vender la vivienda a un tercero, que se subroga en la posición hipotecaria del deudor. Así, nos libramos de la deuda con el banco, aunque se pierda la vivienda. Y también es posible proponer al banco que acepte una carencia de pagos durante unos meses. Aunque ello conllevará una subida del tipo de interés.

Por otra parte, la dación en pago consiste en la entrega de la vivienda a cambio de liquidar la hipoteca. Aunque no es obligatorio para el banco aceptarla, puede ser una buena solución.

La cesión para el pago, por su parte, consiste en la cesión de la vivienda (no la propiedad) para que el banco la administre o la venda, hasta alcanzar el importe de la deuda.

También hay que tener en cuenta que existen tres causas fundamentales para oponerse a la ejecución:

  • Que ya no esté vigente la garantía (la hipoteca).
  • Errores en el cálculo de la deuda.
  • Existencia de cláusulas abusivas (por ejemplo, la cláusula suelo).

¿Cuál es el precio de la renegociación de la ejecución hipotecaria?

Como ves, las posibilidades de renegociación o de oposición a la ejecución hipotecaria son bastantes, si se orienta bien la defensa. En general, los costes de estos servicios van a depender de varios factores, como la cantidad de trámites o la existencia de vía judicial o no.

Pero, para determinar cuánto cuesta la renegociación de la ejecución hipotecaria, se puede establecer una horquilla, que oscila entre las siguientes cantidades:

  • 800 €: precio mínimo.
  • 950 €: precio medio.
  • 1.500 €: precio máximo.

Esperamos que todas estas claves y explicaciones que has encontrado en este artículo te sirvan para entender mejor cómo funciona el proceso de ejecución hipotecaria. Pero, sin duda, si estás en una situación de este tipo lo mejor es que acudas a un abogado. Y es recomendable que lo hagas en el mismo momento en el que empieces a tener problemas para afrontar los pagos de la hipoteca.

Recuerda que en Easyoffer contamos con un gran número de profesionales dispuestos a ayudarte. Con una rápida búsqueda, obtendrás una lista con los que se encuentran disponibles. Y solo tendrás que escoger al que mejor se adapte a tus necesidades.

Presupuestos de abogados y asesores gratis

Asesórate de la mejor manera

Contacta con abogados y asesores en tu zona. Dinos qué necesitas y recibe gratis 3 presupuestos hoy mismo.
¡Gratis y sin compromiso!
Júlia Jiménez
Júlia Jiménez Periodista, redactora freelance y SEO copywriter www.lasletrasdejulia.com