¿Qué deberíamos saber ya sobre el Derecho?

A partir de los 16 años y especialmente desde la mayoría de edad, todas las personas empiezan a ser responsables de sus actos frente a la sociedad. Su vida, independiente ya de las de sus padres o tutores, empieza a regirse por las leyes en todos sus aspectos y, sin embargo, la ignorancia sobre el sistema legislativo y su funcionamiento es casi total.

Aquellos que eligen ingenierías han estudiado matemáticas y física; los que se decantan por ciencias biológicas, se han formado en biología, química y algo de anatomía; los de letras han cursado literatura e historia, pero nadie ha aprendido nada de leyes antes de estudiar Derecho.

La diferencias entre la formación en España y Estados Unidos es inmensa. Resulta curioso, como poco, que el Derecho sea de las pocas materias que no se incluyen en ningún programa de enseñanza obligatoria, ni a nivel básico. A no ser que elijamos esta carrera o que nos interesemos por el tema, es algo que puede permanecer en la sombra para muchos, sobre todo para los jóvenes. Afortunadamente existen las inquietudes y el sentido común, pero si hoy nos vemos en ciertas tesituras, es en parte por desconocimiento en materias legales.

Herencia romana

En España aplicamos el Derecho Continental, descendiente directo del Derecho Romano, su fuente principal de derecho son las leyes, las normas preestablecidas. De ellas se parte para dar solución a cada caso particular, al contrario que en el derecho anglosajón (Common Law) que prevalece la jurisprudencia. Por eso nuestra vida jurídica es tan diferente a la de las películas americanas.

Para manejarse en la vida diaria y vivir en paz acorde al Derecho, no hace falta estudiarse los códigos, ni miles de leyes y disposiciones (eso es mejor dejárselo a nuestros abogados especialistas), es suficiente con conocer su sistema de funcionamiento y coherencia interna: el sentido común del derecho, vaya. Esto podemos conseguirlo dedicándole unas horas a los Principios Generales del Derecho.

Presupuestos de abogados y asesores gratis

Asesórate de la mejor manera

Contacta con abogados y asesores en tu zona. Dinos qué necesitas y recibe gratis 3 presupuestos hoy mismo.
¡Gratis y sin compromiso!

Los Principios Generales del Derecho, la inspiración de las leyes

Son el código lógico de nuestra legislación y la inspiración de las leyes. Se trata de un compendio de reglas universales, lógicas, éticas y racionales, que tuvo su origen en Roma y ha trascendido hasta nuestros días. ¿Su misión? Procurar soluciones particulares justas y equitativas, cuando en la ley aparece alguna laguna, o cuando el juez necesita un “sólido punto de partida” fundado en la naturaleza humana: racional, social y libre.

Dicho esto… Imagínate una población que comprendiera y respetara esos más de cien principios, ¿no crees que facilitaría muchísimo el trabajo de procuradores, abogados, fiscales y jueces, aligerando también la saturación de la justicia en España?

Aquí te dejamos recogidos algunos de los que nos parecen más representativos:

 

“Quien sabe y consiente no recibe injuria ni engaño”,
“Nadie está obligado a lo imposible”,
“Nadie debe enriquecerse con daño de otro”,
“Las convenciones de los particulares, no derogan al Derecho Público”,
“Lo que es nulo no produce efecto alguno”,
“Nadie puede alegar en su beneficio la propia torpeza”
“Lo que no está prohibido, está permitido”,
“Las obligaciones no se presumen, hay que demostrarlas”,
“El que afirma está obligado a probar”,
“El derecho público no puede renunciarse por los particulares”,
“La ignorancia de la ley, no exime de su cumplimiento”,
“Lo que no consta en los autos del pleito, no existe en el mundo”,
“Ante la duda, a favor del reo”,
“Nadie tiene derecho a hacerse justicia por su propia mano”,
“Cuando a uno se prohíbe una cosa, se le prohíben las que siguen de ella”,
“No todo lo que es lícito, es honesto”,
“Las leyes nuevas, deben respetar los derechos adquiridos”.

 

Por último, queremos terminar con una mención especial a la Declaración universal de Derechos Humanos y a los Derechos fundamentales de la Constitución Española. En ellos está “el carácter” de nuestro Derecho, esperamos haber picado tu curiosidad, ¡y que a partir de ahora solo crezca! El saber no ocupa lugar, y en Easyoffer nos encantan los clientes que saben lo que necesitan.

Etiquetas relacionadas: Abogado, Derecho, Ley