Cómo ahorrar tras un accidente de tráfico

Lamentablemente, nadie está a salvo de sufrir un accidente de tráfico. Un día vas con prisas camino de la oficina y sin que te des apenas cuenta se te cruza de repente otro coche que se ha saltado un ceda el paso, o en medio de un atasco, mientras escuchas la radio, te dan de repente por detrás aunque tú sí que guardabas la distancia de seguridad. Hay muchos mitos sobre multas de tráfico pero saber exactamente qué considerar en caso de accidente te puede hacer ahorra algunos cuantos euros.

Cuando te pasa algo así, y una vez que hemos comprobado que estamos bien y que no hay heridos, es importante observar detenidamente el coche para ver si hay desperfectos y tener la cabeza fría para saber actuar frente a la otra parte del accidente, y evidentemente, frente a su compañía de seguros. Porque… ¿te has planteado alguna vez qué pasos tienes que seguir en caso de que un día tengas un accidente de tráfico? No te preocupes, hoy te los vamos a contar de una forma rápida y concisa para que lo tengas claro. Ojalá nunca tengas que seguir estos consejos, pero por si acaso, aquí te los dejamos…

Y recordarte que la mejor manera de ahorrar en un accidente de tráfico, ¡es evitándolo! Estas son, por ejemplo, las provincias con mayor pérdida de puntos por alcoholemia:

Abogados reclamación pérdida de puntos carnet de conducir

Si hay acuerdo entre los implicados

Si el accidente ha sido solamente un roce o un pequeño golpe, y los implicados en el accidente deciden llegar a un acuerdo sin llegar a más, simplemente hay que rellenar un parte amistoso de accidentes proporcionado por las propias compañías aseguradoras.

En este parte deberás tratar de explicar de la forma más fiel y acertada posible, todo lo que ha sucedido, además de dar cuenta de los datos de los conductores, del vehículo, documentación del seguro, o lesionados, entre otros datos de interés. Una vez rellenado, el parte amistoso deberá ser firmado por los dos conductores implicados para que las compañías de seguro de ambas partes se encarguen del pago de los daños. En este sentido, hay que tener mucho cuidado al dejar por escrito lo sucedido porque este parte podría determinar posteriormente quién es el responsable del accidente.

Si no hay acuerdo entre los implicados

Por desgracia, en un accidente no siempre es posible llegar al acuerdo entre las partes implicadas. En unos casos porque la otra parte cree que tiene razón aunque no la lleve, por los nervios del momento, o porque realmente los daños y la falta de acuerdo impiden firmar un parte amistoso. Por eso, en estos casos, si ves que se va a producir un enfrentamiento, o que no hay posibilidad de acuerdo, lo mejor es llamar a la Policía Nacional o a la Guardia Civil, para que realicen el atestado de lo sucedido y podamos después contar con este documento.

También deberás llamar a la policía y a los servicios de urgencia si hay daños materiales graves o heridos en el siniestro. Los agentes que acudan al lugar del accidente elaborarán el atestado que incluirá datos como las hipótesis con las causas del accidente, el estado de la vía en la que se ha producido el siniestro o si el tiempo ha podido influir en los hechos. Este documento es básico para determinar quién es el responsable del suceso y poder reclamar las indemnizaciones necesarias para reparar los daños provocados durante el accidente.

Muy importante. Si el otro conductor implicado en el accidente no quiere colaborar y se marcha antes de que llegue la policía, toma nota de toda la información que puedas recabar. Utiliza la cámara del teléfono móvil para sacar fotografías que puedan servirte en tu defensa. Desde la matrícula del otro coche implicado, hasta los daños materiales sufridos por los vehículos, o imágenes del lugar en el que se ha producido el accidente. Y por supuesto, intenta conseguir el nombre y los teléfonos de posibles testigos que hayan presenciado el accidente para que puedan ir a testificar posteriormente en caso de que sea necesario.

Ten en cuenta que el testimonio de un familiar es válido, pero sin duda es más creíble el testimonio de una persona que no tenga nada que ver con nosotros, y por lo tanto, sus palabras pesarán más en un juicio que la declaración de tu hermano o de tu pareja.

Tampoco te olvides de sacar fotos al lugar de los hechos, como por ejemplo, la señal de tráfico protagonista del incidente, o imágenes del cruce donde se produjo la colisión.

Además, hay que tener en cuenta que si el vehículo contrario no tiene seguro, o si se da a la fuga sin saber quién es el conductor, será el Consorcio de Compensación de Seguros, un organismo público dependiente del Ministerio de Economía, quien se hará cargo de la indemnización.

¿Qué es el consorcio de Compensación de Seguros?

Es una entidad pública adscrita al Ministerio de Economía cuyo objetivo es cubrir siniestros que afectando a riesgos previamente asegurados, no son cubiertos por las pólizas por considerarse extraordinarios o responsabilidad pública.

Entre otros el consorcio, indemniza, entre otras, las siguientes situaciones:

  • Si el accidente es provocado por un vehículo desconocido.
  • Si los daños son producidos por vehículos robados o no asegurados.
  • En caso de que la aseguradora sea declarada en concurso de acreedores.

En caso de lesiones, acude al servicio de Urgencias

Lo peor de sufrir un accidente, por pequeño que sea, son las lesiones que te pueda provocar.

Lesiones que en ocasiones pueden salir incluso días después de haber tenido el accidente. De hecho, en la mayor parte de los accidentes las lesiones suelen ser de gravedad baja o media baja; lesiones a las que las compañías de seguros no suelen darle mucha importancia, aunque para el lesionado supondrán graves molestias en su día a día.

Entre las lesiones más frecuentes, destacan los traumatismos, las fracturas y la molesta cervicalgia o latigazo cervical.

Estas lesiones en las cervicales van acompañadas en muchas ocasiones de vértigos, mareos y distintos dolores, y si no se tratan bien, pueden dejar molestas secuelas crónicas. De ahí la importancia de acudir al servicio de Urgencias nada más tener el accidente para que puedan evaluar tu estado, solicitando un informe médico de las lesiones producidas en el que aparezca de forma expresa que dichas lesiones tienen su origen en un accidente de tráfico. Este parte médico será un documento de vital importancia para su posterior utilización ante la compañía de seguros o ante un hipotético juicio frente a la otra parte implicada en el accidente.

Deja las prisas en casa

En ocasiones, y debido a los nervios provocados por el propio accidente o las prisas por no llegar a una reunión, podemos estar confundidos sobre lo sucedido y no expresar de forma clara lo que sucedió en realidad. Así que ten cuidado con lo que dices.

La Policía tomará nota de todo lo que digas, y eso podría perjudicarte en el futuro. Además, si debes firmar cualquier documento o declaración, lee detenidamente lo que vas a firmar para evitar que los nervios te puedan jugar una mala pasada. Si ves que en informe policial hay algo que piensas que no has dicho, pide que se rectifique antes de proceder a su firma, ¡Te ahorrarás algo más que un disgusto!

No creas que siempre tienes la razón, y ni mucho menos, se la des al otro conductor, por miedo, prisas o nervios. Muchas veces, sabiendo que no somos culpables y por la tensión del momento, damos la razón cuando no la tiene.

presupuestos-abogados-puntos-carnet-de-conducir

Dar parte del accidente a la compañía de seguro

Fundamental. Tras un accidente de tráfico, tienes que dar parte a tu compañía de seguros. Cuanto antes lo hagas mejor, aunque tienes que tener en cuenta que tienes un plazo de siete días como máximo para informar a tu compañía aseguradora que has tenido un accidente.

Los profesionales de tu compañía de seguro aportarán peritos judiciales para comprobar que los daños del vehículo se corresponden con los que has declarado en el parte del accidente, y peritos médicos que valorarán los daños físicos y psíquicos.

En caso de que no sea posible llegar a un acuerdo con la parte contraria, tu compañía de seguros preparará un informe médico pericial que evaluará las secuelas físicas y psíquicas que has sufrido, además de los días de baja, ingresos hospitalarios si los hubiera, tratando de establecer el nexo de unión entre las secuelas que sufres y el accidente de tráfico ocurrido.

Ponte en manos de un abogado especializado en accidentes de tráfico

Si no habéis llegado a un acuerdo amistoso entre los implicados en el accidente, tendrás que ponerte en manos de un abogado especializado en accidentes de tráfico para enfrentarte así a la compañía aseguradora de la otra parte implicada. Este abogado te asesorará de manera profesional sobre los pasos que deberás dar, si te conviene o no iniciar acciones judiciales contra la otra parte implicada en el accidente, las cantidades que puedes reclamar por las lesiones y por los daños físicos sufridos en el siniestro.

Ten en cuenta que buena parte de las pólizas de seguros contemplan un seguro de Defensa Jurídica con reclamación de daños, con el que puedes elegir el abogado que tú consideres que mejor va a representar tus intereses ante el otro conductor, y por supuesto, ante su abogado y ante su compañía aseguradora.

Si tú eres el responsable del accidente de tráfico, tu compañía aseguradora asumirá tu defensa y deberás aceptar el abogado que te asignen, ya que es tu aseguradora la máxima interesada en pagar el menor coste posible a la parte contraria.

No asumas nunca a un abogado asignado por la aseguradora si el otro conductor implicado en el accidente pertenece también a la misma aseguradora, o si existe algún tipo de conflicto de intereses por parte de tu compañía.

En cambio, si no eres responsable del accidente, podrás elegir al abogado que tú decidas para que defienda tus intereses. En este caso, aunque tú elijas el abogado, lo más habitual es que puedas acogerte a la cobertura de ‘Defensa Jurídica’, por lo que tu compañía pagará los gastos derivados del abogado que esté defendiendo tus intereses tras el accidente. En este caso te aseguras que el cliente eres tú, y no la compañía aseguradora. Eso sí, asegúrate de que tu póliza incluye la Defensa Jurídica si no quieres pagar los honorarios del abogado de la indemnización que cobres del accidente.

Presupuestos de abogados y asesores gratis

Asesórate de la mejor manera

Contacta con abogados y asesores en tu zona. Dinos qué necesitas y recibe gratis 3 presupuestos hoy mismo.
¡Gratis y sin compromiso!

Consulta cualquier decisión a tu abogado

En esta sociedad hay mucha gente que va de buena fe, pero también hay gente que intentará darle la vuelta al asunto para sacar el mayor beneficio posible. Por eso, cualquier paso que des en relación al accidente de tráfico, ponlo en conocimiento de un abogado independiente que vele por tus intereses, y no por el de una compañía aseguradora. En este sentido, por más que lo intenten, no se te ocurra ir al médico de la compañía de seguros contraria, ni aceptes indemnizaciones de la otra parte sin hablar antes con tu representante legal.

Ten en cuenta que las compañías aseguradoras te harán una propuesta de indemnización, y una vez que la aceptes, renunciarás en el futuro a iniciar un proceso civil o penal para obtener lo que realmente te hubiera correspondido.

El abogado te asesorará para saber si la oferta de la compañía de seguros se ajusta a las lesiones y daños que has sufrido, o si por el contrario tienes derecho a reclamar una indemnización mayor.

Acude al médico especialista

Tras acudir en primera instancia al servicio médico de urgencias nada más suceder el accidente, deberás volver al médico en las horas posteriores, especialmente si tienes lesiones, secuelas psíquicas, o molestias cervicales. Cuando acudas a ellos para realizar el seguimiento de las lesiones, o para la rehabilitación, deberás pedirles informes para que el médico forense pueda utilizarlos en caso de que se celebre un juicio.

Otros daños personales:

Las cuantías de los daños personales sufridos son fijados conforme a unas reglas y baremos que son difícilmente aplicables.

Es asumible que la muerte de un niño no será indemnizada de igual forma que la de un padre, como no lo hará tampoco la pérdida de una mano de un pintor, que de un profesional que no lo es.

Guarda las facturas y la documentación relativa al accidente

Tras el accidente, seguro que has tenido que desembolsar dinero en la farmacia, en el médico, tratamientos, los gastos de los desplazamientos que has realizado para someterte a la rehabilitación o al tratamiento de las lesiones… Guarda todas estas facturas que tengan que ver con el accidente, junto al resto de documentación en una carpeta. Nunca se sabe cuándo te hará falta, y es mejor tenerla localizada y reunida en un mismo sitio, ya que la indemnización que recibirás se calculará en base a las lesiones que has sufrido, junto a gastos médicos, materiales y a los días en los que no hemos podido desarrollar nuestra actividad diaria normal.

Algunas que no debes olvidar:

  • Gastos de desplazamiento realizados a consecuencia del accidente.
  • Alquiler de otro vehículo por reparación del siniestrado.
  • Adquisición de nuevos objetos deteriorados por el accidente.

Presupuestos abogados accidentes de tráfico

Guarda los objetos deteriorados en el accidente

Seguro que en el coche llevabas unas gafas, un portátil, un teléfono móvil, objetos en el maletero… objetos que puede que se hayan estropeado durante el accidente, y que deberás conservar si quieres recibir una indemnización por ellos. No te olvides tampoco de guardar las facturas si has tenido que comprar algún objeto para sustituir otro similar que has perdido a consecuencia del accidente.

Para recibir la indemnización

Esta es la parte importante de todo el proceso. Si queremos ser indemnizados por los daños físicos y personales causados en el accidente de tráfico, tienes que saber que existen dos formas de lograrla, siempre que tengas las razón, evidentemente.

  1. La primera, es la vía extrajudicial negociando de forma directa con la compañía de seguros de la parte contraria hasta lograr un acuerdo sobre la culpabilidad del accidente, y por supuesto, para determinar la indemnización que deben pagarnos. A priori, es la más sencilla, rápida y menos gravosa, y te recomendamos que siempre que puedas, intentes alcanzar un acuerdo con la parte contraria, teniendo siempre muy de cerca a tu abogado para que no te den gato por liebre. Recuerda que en estos momentos las compañías aseguradoras tienen que presentar de forma obligatoria una oferta de indemnización en los tres meses siguientes al suceso, siempre que la responsabilidad del accidente haya quedado determinada.
  1. La segunda forma, la menos recomendable, aunque en ocasiones no queda otra solución que recurrir a ella, es emprender la vía judicial mediante una denuncia en procedimiento penal o civil. ¿Y por qué hay que iniciar un tipo de demanda u otra? Tu abogado te lo aclarará en cuanto te sientes con él y estudie todo lo sucedido, pero para que tengas unas nociones básicas, al iniciar una demanda por la vía penal, tienen que existir lesiones de gravedad. De hecho, si has sufrido alguna lesión tendrás que ser examinado por un médico forense adscrito al juzgado para evaluar tus lesiones y que tendrá que emitir un informe en el que aparezcan los daños sufridos y el periodo de tiempo en el que has estado sometido a tratamiento para paliar sus efectos.

Para poner en marcha la vía penal tienes un plazo de seis meses para denunciar desde el día en que se produjo el accidente de tráfico.

En el caso de la demanda por lo civil, tienen que haberse producido exclusivamente daños materiales o que hayan transcurrido seis meses desde el accidente (recuerda que para la vía penal hay un máximo de seis meses para denunciar). Para este supuesto, el plazo máximo para interponer la demanda es de doce meses desde que sucedió el accidente, o desde que las lesiones producidas a causa del mismo se hubieran curado, o estabilizado en el peor de los casos y se haya convertido en una dolencia crónica.

Esperemos que nunca tengas que seguir estos pasos que te hemos dado hoy, pero por si acaso, ¡aquí las tienes!

Etiquetas relacionadas: Abogado, Accidente, Multa, Tráfico, Vehículo
Easyoffer
Easyoffer Easyoffer