Consejos para comprar una casa en 2015

2015 está siendo un año activo en la compraventa de viviendas. Ahora que los precios se han estabilizado, y que las perspectivas económicas son más optimistas, muchos creen que “ya es el momento”. Si es tu caso, ante todo sé realista y ponle sentido común: ten en cuenta tu situación personal, laboral y económica, y a partir de ahí fíjate un presupuesto ideal.

Después de mucho pensarlo, si al fin estás decidido a comprar una casa (ahora que parece el momento), te damos algunos consejos para que hagas un buen contrato.

Apela a tu sentido común

Desde nuestro punto de vista, vas a tomar una de las decisiones más importantes de tu vida, ya que además de un hogar, tu vivienda es una inversión. Valora su posible rentabilidad futura, elige una localización que te guste, que esté bien comunicada, y plantéate si más adelante sería fácil de alquilar para “cubrirte las espaldas”. Puedes hacer todo esto solo, o vivir tu experiencia junto a un profesional: contar con un asesor inmobiliario o un abogado inmobiliario da una tranquilidad que no te imaginas.

Un piso a tu medida

No todo el mundo sabe qué necesita y qué puede pagar, de ahí luego los problemas. Por eso, lo primero es que reflexiones sobre tu situación personal, económica y laboral, siendo realista y con previsiones a largo plazo. Fíjate un presupuesto que puedas asumir cómodamente, y ten en cuenta impuestos como el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales (ITP) o el IVA, así como los gastos de notario y registro, que pueden incrementar el precio final entre un 13% y un 15%. Lo más aconsejable es ir al banco para saber la capacidad de compra real que tienes y hasta dónde podrías llegar con una financiación, incluso antes de iniciar la búsqueda.

Presupuestos de abogados y asesores gratis

Asesórate de la mejor manera

Contacta con abogados y asesores en tu zona. Dinos qué necesitas y recibe gratis 3 presupuestos hoy mismo.
¡Gratis y sin compromiso!

Es “el piso”

Una vez tengas tu presupuesto, empieza a mirar. Determina en qué zonas te gustaría vivir, el tipo de vivienda que buscas y si la quieres de obra nueva, la vida que quieres llevar… ¿urbana?, ¿tranquila?, ¿deportiva? Preselecciona las viviendas que se ajustan a tus posibilidades, a tus necesidades y a tus gustos. Es muy importante que estudies los precios de la zona y consultes estudios oficiales, para comprobar que tus objetivos tienen un precio justo. Una vez hayas visitado tu short-list y tengas un piso ganador, infórmate a fondo: sobre los gastos de comunidad de propietarios, si hay derramas pendientes, si el dueño está al día de todos los pagos, pide la memoria de calidades, etc. Ah, y cerciórate de que registralmente la vivienda no esconde “sorpresas”, puedes hacerlo a través del Registro de la Propiedad y en la Dirección General del Catastro.

Ojo con las estafas inmobiliarias

Que te salten las alertas si:

  1. El precio es demasiado bueno para ser verdad.
  2. El vendedor solo trata por e-mail y además comete errores ortográficos y gramaticales llamativos.
  3. No quiere o “puede” conocerte en persona.
  4. Demanda pagos anticipados.

Los negocios son los negocios

Por ahora, todavía puedes negociar a la baja, con cabeza y sentido común. La situación se está normalizando, pero aún hay vendedores que están dispuestos a bajar. ¿Nuestro consejo? Que no te excedas, sé razonable y tantea entre un 7 % y un 15 %, según el caso, y si puedes, hazlo en persona. La decisión final del precio la tiene el vendedor, siéntate con él cuando tengas claro que ese es tu piso, y negocia todos los detalles. ¡Ah! Una pincelada: tú eres quien elige al notario y quien lo paga, tenlo presente.

Elegir hipoteca

Ha de ser flexible y con penalizaciones mínimas, puedes calcularla con el valor de tasación de la vivienda, tu capital y tus ingresos. El consejo de Easyoffer es que no te pilles los dedos y que busques la fórmula más equilibrada. Como decía Aristóteles, “en el medio está la virtud”: procura solicitar solo el préstamo hipotecario que necesitas y ponlo a un plazo razonable (ni tan largo como para pasar la vida pagando intereses, ni tan corto que te asfixie). La cuota ideal no debería superar el 30% o 40% de tus ingresos mensuales. Respecto al tipo de interés más adecuado, cada uno tiene sus pros y sus contras, tendrás que valorarlo conforme a las opciones que te ofrezca el banco.

Presupuestos abogados especialistas en compra venta de viviendas
Y aquí nos despedimos con un refrán:

“En la casa donde no entra el sol, entra el doctor”
así que si tiene luz y está orientada al sur, mejor que mejor.

Etiquetas relacionadas: Abogado, Casa, Contrato, Hogar, Inmobiliaria