¿Cuánto cuesta la tutela de un menor? Precios de 2019

¿Necesitas un abogado? Hemos ayudado a personas a encontrar abogado hoy.

¿Necesitas un abogado? Te ayudamos a encontrar un abogado hoy.

Por favor contesta unas pocas preguntas para ayudarnos a encontrarte abogados en tu zona.

Es duro, pero puede suceder que alguien a quien se le ha otorgado la tutela de un menor la pierda por diferentes motivos. Hablamos de los casos en los que el Estado concede al sujeto la capacidad de custodiar y gestionar los bienes de una persona que no es su hijo. Por lo tanto, diferenciamos este concepto del de la patria potestad. Esta, de hecho, hace referencia a los derechos y obligaciones que tienen los padres con respecto de sus hijos.

¿En qué casos y con qué criterios se otorga la tutela de un menor? ¿Qué motivos pueden llevar a un juez a retirar la tutela anteriormente concedida? Y las cuestiones más importantes de todas: ¿Es posible recuperar la tutela? ¿Cómo se desarrolla este procedimiento? ¿Cuánto cuesta la recuperación de la tutela de un menor?

A todas estas cuestiones vamos a dar respuesta en este artículo. Continúa leyendo para solucionar todas tus dudas acerca de la pérdida y recuperación de la tutela de un menor.

La tutela de un menor: ¿Qué es y para quién es?

En pocas palabras, la tutela es aquella relación jurídica o legal que posibilita que una persona se haga cargo de otra. En este caso, de un menor de edad. Habitualmente, se ha de nombrar un tutor cuando los padres del niño han fallecido. Pero también es posible que la tutela se requiera porque a los progenitores se les ha retirado la patria potestad.

En cualquier caso, la persona que se convierta en el tutor de menor deberá velar por el cumplimiento de sus derechos y por su bienestar. Asimismo, será el encargado de gestionar todos sus bienes y patrimonio.

Lo más frecuente es que se demande la tutela cuando el sujeto es un menor de edad. Pero también existe la posibilidad de que otras personas que no pueden valerse por sí mismas necesiten ser tuteladas. La ley prevé, en este sentido, las siguientes situaciones:

  • Menores de 21 años que no todavía no se han casado ni se han emancipado.
  • Personas que son sordomudas y que tienen serias dificultades para comunicarse.
  • Personas con alguna incapacidad mental evidenciada médicamente.
  • Aquellos que sufren alguna adicción o son dependientes de algún hábito o sustancia, siempre y cuando el problema haya sido confirmado por un juez. Estos casos son especialmente sensibles, porque son personas que suelen derrochar de manera descontrolada su patrimonio.

En definitiva, un tutor es lo más parecido a un padre o una madre que el niño puede tener. Con la diferencia de que esta relación es caduca y que solo puede ser ejercida por una persona.

La finalización regular de la tutela

Concretamente, la tutela de un menor finaliza de manera regular cuando:

  • El menor cumple 18 años y se emancipa, o 21 cuando no está emancipado.
  • La incapacidad que se había declarado cesa o disminuye hasta no suponer un problema.
  • Fallece el tutor o la persona tutelada.
  • El tutor incumple sus obligaciones y responsabilidades.

Precisamente, este último supuesto suele ser el más habitual a la hora de retirar judicialmente la tutela de un menor. Al menos, es frecuente que se utilice este argumento para solicitar la retirada. Pero, ¿qué ocurre si el tutor no está de acuerdo con la decisión? ¿Es posible revocarla? ¿Cuál es el precio de la recuperación de la tutela de un menor?

El procedimiento de recuperación de la tutela de un menor

Es posible que un tutor debidamente designado termine perdiendo, por alguno de los motivos anteriormente descritos, la tutela de un menor. En ese caso, si desea recuperar esa tutela, existen dos vías para hacerlo. Y en cualquiera de ellas es extremadamente recomendable contar con el asesoramiento y el apoyo de un abogado experto en Derecho de Familia.

La vía administrativa

El primer paso de esta vía es la solicitud del expediente administrativo correspondiente a nuestro caso. Esta acción lo más normal es que sea llevada a cabo por tu abogado, que se dirigirá para ello a la Administración correspondiente.

El siguiente paso consistirá en analizar minuciosamente las causas argumentadas para retirar la tutela del menor. Habrá que revisar lo que la Administración o cualquier otra persona argumenta para ello. Y aportar las pruebas o los documentos necesarios para tratar de demostrar lo contrario.

Además, convendría presentar un nuevo plan de mejora de la tutela, en el que se expongan las causas por las que se considera positivo que el menor siga a nuestro cargo. Si todo va bien, se irán sucediendo las reuniones con la Administración y con los jueces. El objetivo no es otro que tratar de recuperar la tutela de la forma más natural y menos perjudicial para el menor.

La vía legal

La vía legal es mucho más compleja, ya que implica más trámites y habitualmente es mucho más dura para tutores y menores. Además, el
precio de la recuperación de la tutela del menor, en estos casos, es también más elevado.

La medida administrativa que pretende retirar la tutela de un menor a su actual tutor comienza con la correspondiente notificación. El tutor es informado, además, de su derecho a comparecer y a oponerse al procedimiento. Si desea hacerlo, procederá a presentar las pruebas que defiendan su posición. Diferentes equipos técnicos elaborarán, también, informes que serán determinantes.

Los tutores cuentan con un plazo determinado de tiempo para presentar alegaciones. Un plazo, que en todo caso, será comunicado por los jueves y tendrá que ser respetado.

Si todo esto no surte efecto, el tutor podrá interponer una demanda de recuperación de la tutela del menor. Eso sí, siempre y cuando no transcurra más de un año desde la retirada de la custodia. En este supuesto, el proceso comenzará de nuevo y habrá que armarse de paciencia hasta que se dicte una nueva sentencia.

¿Cuánto cuesta la recuperación de la tutela de un menor?

El precio de la recuperación de la tutela de un menor puede variar en función de los requerimientos de cada caso y de la minuta con la que trabaje tu abogado.

Pero, en general, es posible establecer una horquilla de entre 1.000 euros y 3.000 euros. Esta oscilación en las cifras puede resultar muy llamativa, pero seguro que te tranquiliza saber que el precio medio de este procedimiento se sitúa en torno a los 2.000 euros.

Te recomendamos buscar en Easyoffer a aquel profesional experto en Derecho de Familia que pueda ayudarte con tu caso. Y que, a la vez, se ajuste a tus necesidades y a tu presupuesto.

Él será el encargado de guiarte a lo largo de todo procedimiento. Y te dirá qué paso es el más aconsejable en cada etapa del proceso, para garantizar que se defienden en todo momento tus derechos e intereses y los del menor al que deseas tutelar.

Presupuestos de abogados y asesores gratis

Asesórate de la mejor manera

Contacta con abogados y asesores en tu zona. Dinos qué necesitas y recibe gratis 3 presupuestos hoy mismo.
¡Gratis y sin compromiso!
Júlia Jiménez
Júlia Jiménez Periodista, redactora freelance y SEO copywriter www.lasletrasdejulia.com