5 razones de peso por las que contratar un abogado de familia

Igual no te lo has planteado nunca. ¿Para qué? ¿Por qué ibas tú a querer un abogado de familia? Al igual que con el médico, o con el mecánico, hay servicios a los que solo acudimos cuando tenemos alguna dolencia. Pero para entonces puede ser tarde, o simplemente si se hubiera ido antes se habrían ahorrado muchas molestias, o una avería más grave. Lo mismo pasa con los abogados.

Tener a un especialista de cabecera al que poder consultar problemas del día a día, asuntos legales que pueden surgir en cualquier momento, y que con el paso del tiempo sea una persona de confianza que sepas que te va a ayudar de la mejor manera, no tiene precio. Por eso desde Easyoffer queremos facilitarte el poder contactar con esas personas, y te vamos a dar un decálogo de razones por las que contar con un abogado de familia te va a ser muy útil.

Es cierto que hay muchas ramas del derecho y que un abogado lógicamente se tiene que especializar en una de ellas para ofrecer el mejor servicio. Por eso hemos elegido el derecho familiar al tratarse de uno de los campos más personales y en el que generalmente entra en juego la afectividad de cada persona, lo que puede hacer que sea más complejo en el momento acudir a un profesional. Pero hay que superar esa barrera sentimental y dar el paso, a medio plazo lo vas a agradecer.

1. Asegurarte el poder ver a tus seres queridos

En un caso de divorcio o separación con hijos en común contar con un abogado de familia puede marcar la diferencia entre ver o no ver a tus pequeños. Todas las recomendaciones van dirigidas a que en caso de ruptura, algo que puede pasar y ante lo que no se debe buscar culpables sino intentar encajar la nueva situación y ser feliz dentro de ella, ambos ex cónyuges busquen puntos en común para poder elaborar un convenio regulador que ponga los intereses del menor por encima de los personales de padre y madre.

Algunos de los puntos más importantes en ese convenio pactado (sin incluir los términos económicos que abordaremos después) son el régimen de custodias, la pensión alimenticia y la guarda y custodia. Estos van a influir determinantemente en la relación de cada progenitor respecto a su hijo a partir del divorcio o separación, ya que implica decidir qué parte convivirá diariamente con el mejor y por tanto será el primer responsable de lo que el pequeño haga, con qué frecuencia podrán verse, y qué ayuda económica cederá una persona a la otra para los gastos comunes que supone mantener a un niño: colegio, salud, alimentación, etc.

Un abogado de familia te podrá aconsejar qué ceder o qué reclamar para redactar un convenio que te sea favorable, ya que el especialista además cuenta con la ventaja de intuir qué podrás ganar o perder si al final no hay acuerdo entre los cónyuges y la decisión final pasa a un juzgado.

2. ¡Que no te desplumen!

Otra de las claves ante un divorcio o separación es el patrimonio. La ruptura implica tener que dividir los bienes, derechos y obligaciones acumuladas por la pareja durante el tiempo de convivencia y aquí hay que tener en cuenta, especialmente, el régimen económico que tuviese el matrimonio.

Si la pareja se regía por separación de bienes el trámite va a ser más fácil de realizar porque cada cual mantendrá los derechos sobre lo que haya conseguido, y tan solo habrá que repartir bienes adquiridos con dinero común. Pasa algo similar si se tenía un régimen participado ya que este es una mezcla de los otros dos, aunque si bien es cierto es muy poco común en España.

En cambio las mayores dificultades van a venir con bienes gananciales. Legalmente todo lo obtenido por los miembros de la pareja durante el tiempo de casados se pone en común y pasa a ser de ambos, por lo que en el momento de repartir habrá más tensión y también será mayor el volumen de patrimonio a dividir. Mención especial merecen el reparto de viviendas, vehículos, herencias, acciones… cuanto más jugoso sea lo acumulado, más complicado de decidir.

Por ello, para que no salgas perdiendo en el reparto y te veas sin nada, necesitarás los sabios consejos de un abogado de familia. Se recomienda tasar todas las propiedades para que luego el reparto sea justo, pero en cualquier caso confía en tu jurista que será quien mejor te pueda ayudar.

Este artículo te ayudará a entender mejor qué supone cada caso.

Presupuestos de abogados y asesores gratis

Asesórate de la mejor manera

Contacta con abogados y asesores en tu zona. Dinos qué necesitas y recibe gratis 3 presupuestos hoy mismo.
¡Gratis y sin compromiso!

3. Evita que la Iglesia te cierre las puertas

Si eres una persona creyente y te casaste por el rito de la Iglesia Católica, o de cualquier otra fe, deberás tener en cuenta las consideraciones que se contemplen en el Derecho que impere en esa religión.

En el caso del catolicismo el derecho canónico regula todos los aspectos al respecto, y entre ellos el tema del divorcio, algo que está prohibido salvo excepciones muy contadas como es el caso de malos tratos, abusos, ocultación de enfermedades graves o de hijos… Si estás en esta situación puedes pedir la nulidad matrimonial sin salir de tu ciudad ya que el Papa Francisco I ha agilizado este proceso y ya no se necesita acudir al Vaticano para solicitarlo.

El Papa también ha señalado los divorciados no tienen las puertas cerradas a la Iglesia, pero sí es cierto que si no cumples los requisitos de la nulidad matrimonial, y te divorcias, no podrás volver a casarte por el rito cristiano, y tampoco deberás comulgar.

4. Salva los problemas con inmigración

Pensarás, ¿qué tendrá que ver una cosa con la otra? Puede que tengas razón, o puede que no, depende de tu situación. Dejando el divorcio y la separación al lado, volvemos a los primeros momentos, antes de todo eso. La relación va viento en popa, el amor está en el aire y quieres casarte con tu pareja. Todo correcto. Pero, ¿qué sucede si tu pareja es inmigrante? ¿Y si no es de la misma religión que tú, pero alguna de las dos partes insiste en casarse según sus creencias? Es el turno de consultar a tu abogado de confianza.

Un matrimonio mixto debe saber que la Ley le va a exigir unas garantías que no sucede en el caso de dos personas de la misma nación. Por lo general, en una celebración civil, se tratará de que la persona foránea presente una serie de documentación con la que acredite su condición de soltero, su legalidad en el territorio nacional, y con la que las autoridades puedan comprobar que no se trata de un matrimonio de conveniencia (esas parejas mixtas que buscan a través de la unión conyugal una parte dinero, y la otra parte ventajas para residir en el país).

Hay que señalar que si uno de los cónyuges está en situación irregular se podrá celebrar la boda, pero el funcionario que dé luz verde podrá avisar a la Policía de lo que sucede independientemente de que sea una boda verdadera, o por interés.

En el caso del matrimonio entre personas de diferentes religiones, si se quiere hacer un rito por alguna de ellas deberás consultar a tu abogado de familia o al líder espiritual de tu congregación para conocer los requisitos que se exigen para cada caso, ya que varían considerablemente de una religión a otra.

5. Agiliza el papeleo

La burocracia que impera en el ordenamiento español te traerá en más de una ocasión por el camino de la amargura. Divorcio, separación, matrimonio… todo exige gran cantidad de papeleo que puedes evitar contratando a un abogado de familia para que sea él quien se encargue. Gana en comodidad y deja que los expertos se ocupen del tema.

Pero si hay procesos en los que es especialmente pesado todo el papeleo son en los relacionados con los menores, en especial la adaptación y la solicitud de acogimiento. En ambos tendrás que entrevistarte con funcionarios, pasar informes, aportar documentación, hacer visitas y todo para demostrar tu idoneidad para hacer responsable de los niños. Esto se enmarca dentro de la defensa del menor que la Ley prevé, con el objetivo de que los críos queden protegidos y respaldados por el ordenamiento ante los abusos que por su situación de vulnerabilidad y dependencia puedan sufrir.

Por ello si estás pensando en adoptar o acoger a un menor ármate de paciencia. La recompensa va a ser maravillosa, pero no pierdas el optimismo para superar una a una las pruebas a las que te veas sometido. Y esta recomendación se amplía en los casos de adopción internacional, donde tendrás que viajar al lugar de origen del pequeño para conocerlo y hablar con las autoridades locales.

Como ves son situaciones importantes las que requieren de un abogado especialista en derecho de familia. Igual no te habías planteado estos supuestos, pero si llegan tienes que estar preparado. En Easyoffer te facilitamos en contacto con los mejores abogados para que te sientas protegido y respaldado por profesionales de confianza y cercanos a ti, en tu barrio, en tu ciudad.

Cuéntanos tu situación a través del formulario online que verás en nuestra web y nos pondremos telefónicamente en contacto contigo. Queremos conocer tus necesidades, que nos cuentes qué buscas, qué perfil de abogado de familia necesitas. Recibirás gratuitamente y sin compromiso alguno hasta tres presupuestos adaptados a ti para que puedas comparar opciones y elegir la de mayor confianza al mejor precio.

Daniel Álvarez
Daniel Álvarez Redactor Easyoffer