El autónomo, la nueva clave de las empresas

El número de autónomos en España crece y crece sin parar desde que nos alcanzó la crisis en 2008. Al principio, la tendencia freelance se escondía, ahora estamos en la “época del destape”: cada vez hay más ofertas de trabajo para autónomos, sobre todo en los sectores de diseño, programación y tecnologías de la información ¿Sabes por qué?

Por tres cosas, principalmente: el bajo coste del autónomo para una empresa, y las facilidades que nos ha dado el gobierno para transformarnos en, precisamente, esos freelance económicos y la generación 3.0. Vamos a hablar un poco de todo para generar una visión global.

El freelance que vino de América

autonomos-paro-presupuestos-asesoriasEl “movimiento freelancer” surgió en los Estados Unidos, a raíz del boom de Internet y las nuevas tecnologías. Debido a la falta de conocimiento en estos y otros temas, muchas empresas decidieron buscar perfiles específicos para llevar a cabo proyectos concretos; así, de la mano de una cultura colaborativa y una mayor flexibilidad laboral, apareció la comunidad freelance.

En España, años más tarde y con este modelo importado, la situación no es exactamente la misma. Aquí hay dos tipos de autónomo o freelance. El primero se parece a ese perfil estadounidense: donde se engloban profesionales especializados, con unos valores y una manera de ver el mundo diferente; motivados por la flexibilidad y la usabilidad de su trabajo. El segundo tiende a ser un profesional que ha salido del mercado laboral y ve en el modelo freelance una oportunidad para volver, con unas condiciones que favorecen a las empresas.

¿Por qué las empresas contratan freelance?

1. Bajo coste

La respuesta es mayoritariamente el coste. En muchas las contrataciones están paradas, prohibidas, pero amigos… el volumen de trabajo aprieta. Las empresas contratan trabajadores autónomos porque obtienen personal cualificado y rebajan de forma considerable los costes laborales (a un autónomo no hay que pagarle Seguridad Social, extras, vacaciones…).

2. Flexibilidad

Las empresas han encontrado en este modelo la especialización y la flexibilidad que necesitaban: contratación por proyectos y tiempo limitado. Trabajar con freelance permite pactar recursos solo cuando el volumen o la tipología del trabajo lo requieren.

3. Refuerzo

En picos de trabajo, el autónomo es una figura de refuerzo excepcional: más o menos como un Capitán América que llega para salvarnos. Además, lo más común es que la incorporación se haga a través de una persona de confianza o con el boca a boca… Contratar un freelance es rápido y en muchas ocasiones no requiere ni un trámite: basta con un acuerdo verbal y una factura.

Según el Informe de InfoJobs Freelance Radiografía del mercado freelance en España de Junio 2014:

    • el 65% de las compañías contratan entre 3 y 10 freelance al año en España.
    • Un 59% de las empresas consultadas contrata freelance en momentos puntuales en los que existe una gran carga de trabajo que no puede ser asumida internamente.
    • 1 de cada 3 compañías opta por los autónomos para rebajar los picos de trabajo.
    • un 29% ha pensado en ellos para conseguir un profesional cualificado y con experiencia para un área concreta.
    • mientras que 1 de cada 3 lo hace simplemente porque le va a salir mucho más barato que si contrata a alguien.

La tendencia, a partir de 2014, es muy diferente a la observada hasta 2013. Es en 2014 cuando se alcanza una media de 3.095.813 autónomos, casi un 20% de afiliados a la Seguridad Social. No hay que pasar por alto, que muchos de ellos son los llamados “falsos autónomos”, o trabajadores “obligados a hacerse autónomos a pesar de que es fraude de ley”.

La estrategia laboral del Ministerio de Empleo

La causa del aumento del número de autónomos tiene que ver también con la estrategia laboral del Ministerio de Empleo.

Las deducciones en la cotización a la Seguridad Social (la tarifa plana de 50 euros) y en la cuota de IRPF, para salientes del paro y el desempleo, ha animado a muchos españoles a convertirse en autónomos para poder optar a la reinserción en el mercado laboral… ¡aunque más de uno no supiera exactamente lo que hacía y a lo que se comprometía con ello! Para que esto no te pase si estás pensando hacerte autónomo, léete este artículo de Easyoffer.

Presupuestos de abogados y asesores gratis

Asesórate de la mejor manera

Contacta con abogados y asesores en tu zona. Dinos qué necesitas y recibe gratis 3 presupuestos hoy mismo.
¡Gratis y sin compromiso!

Autónomos dependientes vs el falso autónomo

Seguro que has oído hablar de ambos, pero igual no tienes claro en qué se diferencian del autónomo normal y corriente, apunta: por un lado, los autónomos son una figura absolutamente libre.

Es la figura del falso autónomo, la que teniendo las mismas obligaciones de el trabajador por cuenta ajena no disfruta de ninguno de sus derechos asociados a convenios, ni vacaciones, asuntos propios o seguridad social. El despido puede darse sin justificación y sin finiquito.

Por otro lado, los Trabajadores Autónomos Económicamente Dependientes (TAED o TRADE) son una figura diferente, que engloba a aquellos autónomos que perciben al menos un 75% de sus ingresos de una sola fuente. Más allá de esto, el falso autónomo nace cuando una empresa esconde una relación laboral bajo una figura “autónoma”, tratando al autónomo como si fuera un trabajador en plantilla, pero evitando realizar un contrato por cuenta ajena. Básicamente la independencia es la clave: un falso autónomo obedece las órdenes de sus superiores como haría un asalariado, mientras el TRADE conserva su independencia operativa. Si estás pensando en ser autónomo podemos asesorarte.

Costes de ser autónomo

¡Esperamos haberte aclarado más de una duda!

Y si quieres saber más acerca de la reforma que se está planeando en la Ley de Autónomos para 2017, ¡te lo contamos aquí!

Etiquetas relacionadas: Asesor, autónomo, Empresa