¿Eres transportista? Así debes reclamar ante el cártel de camiones

Si eres transportista o eres propietario de un camión, esto te va a interesar. Mucho. Muchísimo. Porque es posible que hayas sido víctima de un fraude y que no siquiera lo sepas. Pero la Unión Europea ya ha movido las primeras piezas y ahora tú vas a poder reclamar por el llamado cártel de camiones.

¿No has oído hablar de ello? ¿Te lo han comentado, pero no conoces exactamente en qué consiste? Aquí vamos a resolver todas tus dudas de forma clara, sencilla y directa. Rápido, para que no pierdas el tiempo. Porque sí, el tiempo también juega en tu contra ahora mismo.

Tú, que buscas optimizar tu tiempo y exprimir al máximo cada gota de combustible, porque ajustar el presupuesto es algo vital para cada autónomo y cada empresa que se dedica al transporte, tienes que saber que puede que hayas pagado hasta un 40 por ciento más por la compra de tu vehículo. Echa cuentas de cuánto puede suponer eso para tu negocio… ¡Un extra de casi la mitad del valor del camión!

El cártel de camiones ha sido un fraude mediante el cual los principales fabricantes pactaron los precios en Europa. Es una forma de influir en la competencia y sobre todo es un engaño para el consumidor. Por lo que la Unión Europea ha impuesto una multa de 3.000 millones de euros a estas cinco compañías, en conjunto.

Una sanción que también incluye las otras acusaciones que se vierten sobre ellas (y que han reconocido): el haber repercutido sobre el consumidor final los costes de cumplir con las normas sobre las emisiones contaminantes, y el haber retrasado la implantación de tecnologías anticontaminación.

 

¿Me afecta el cártel de camiones?

¿Cómo puedo saber si estoy entre los afectados? ¿Cuáles son esas marcas que han sido multadas? ¿Desde cuándo han cometido este fraude? Respondiendo a estas preguntas sabrás si tú estás en la lista, y cómo puedes reclamar.

Las alemanas MAN y Daimler-Mercedes, la holandesa DAF, el grupo italiano IVECO, y la unión franco sueca Volvo-Renault han sido las cinco compañías que han reconocido los hechos, han sido multadas, y por tanto, sobre las que puedes reclamar. Hay una sexta, la multinacional Scania, también con su sede central en Suecia, pero sobre esta de momento no hay certezas sino sospechas, así que si tú tienes uno de sus camiones, deberás esperar para ver cuál es el desenlace.

Otra cosa que debes tener en cuenta para conocer si el cártel de camiones te afecta es la fecha de adquisición de tu vehículo. Se estima que el acuerdo entre las sociedades mercantiles duró 14 años, entre 1997 y 2011, a raíz de la información que facilitó la empresa MAN a las autoridades europeas. Aunque se está investigando si el apaño se ha podido prolongar hasta 2013.

La última consideración que debes valorar es el peso de tu camión. Los vehículos afectados son aquellos con un peso superior a las seis toneladas. Tanto los de peso medio, entre las seis y las 16, como los de un tonelaje superior. En principio, los automóviles por debajo de ese pesaje no están dentro del fraude.

Ahora ya sabes si has pagado o no más por tu vehículo. Los cálculos recogidos en la resolución emitida por la Comisión Europea indican que cada comprador ha podido ver incrementado el precio de su camión entre un diez y un 40 por ciento. Sin duda, una cuantía muy considerable debido al elevado coste de estas máquinas. Y, en especial, en el caso de empresas que hayan podido adquirir varios de estos. ¿Cuál es el siguiente paso?

 

El tiempo juega en tu contra

Nada más empezar este blog te advertíamos sobre lo importante que es el tiempo para poner tu reclamación. ¿Por qué? Porque en un primer momento los españoles disponían, en principio, hasta el 19 de julio de este 2017 para poder solicitar su dinero. Esto merece una explicación y una advertencia: los tiempos se han ampliado.

En esa fecha, en 2016, fue cuando la Comisión Europea impuso la multa a los fabricantes. Una interpretación es que, a partir de ahí, comienza a descontar el plazo para que los afectados alcen su voz. Según explican los especialistas, la Directiva europea de Daños por prácticas anti competitivas es a la que se pueden aferrar los transportistas, y ahí se incluyen cinco años para solicitar la indemnización. Pero España no incorporó a su ordenamiento interno esta directiva y a consecuencia de ello el plazo se ve reducido.

Cabe otra interpretación, que amplía un poco más el margen, pero tampoco mucho. Y que ha sido confirmada por algunos de los despachos de abogados que llevan estos temas. La Comisión Europea ratificó este 6 de abril de 2017 la multa por el cártel de camiones y por tanto esta es la fecha a partir de la cual comienzan a contar los 365 días para hacer las reclamaciones. De esta forma, tienes hasta el 6 de abril de 2018 para pedir de vuelta tu dinero.

En cualquier caso, lo que te recomendemos es que cuanto antes busques los servicios de un abogado especializado en reclamaciones civiles para que puedas salir de dudas a tiempo. En Easyoffer te facilitamos la búsqueda ya que de una forma rápida y sencilla podrás contar con hasta tres presupuestos, gratuitos y sin compromiso, de profesionales cerca de ti.

Presupuestos de abogados y asesores gratis

Asesórate de la mejor manera

Contacta con abogados y asesores en tu zona. Dinos qué necesitas y recibe gratis 3 presupuestos hoy mismo.
¡Gratis y sin compromiso!

Cómo reclamar daños y perjuicios por el cártel de camiones

Si crees que puedes ser uno de los afectados, te quedan dos consuelos: saber que podrás contar con un buen abogado, y descubrir que no estás solo: 150.000 profesionales se han visto afectados en nuestro país, con un total de 200.000 camiones (unos diez millones en toda la Unión Europea). Se estima que los camioneros españoles podrán reclamar cerca de 2.500 millones de euros sin contar los intereses de demora.

Iniciar los trámites para poder reestablecer tus derechos, para poder clamar por la justicia y ver en tu cuenta bancaria devuelto el importe que te han cobrado indebidamente, es relativamente fácil.

El primer paso que tienes que dar es ponerte en contacto con el fabricante, manifestar que quieres revisar esa compra, que quieres reclamar. Es importante que esto se haga a través de un medio de comunicación que deje constancia, como puede ser un burofax a través de Correos. Con esta acción puede ser suficiente para ‘romper’ ese escueto plazo de un año y a partir de ahí plantear un buen ataque contra la compañía.

Es cierto que aún no hay unas pautas marcadas y se está a la espera de una respuesta oficial por parte de las empresas. No obstante, es bueno que reúnas toda la documentación al respecto para acreditar la compra del vehículo:

  • Factura de compra y justificantes de pago
  • Póliza con la entidad financiera en caso de leasing
  • Permiso de circulación y ficha técnica
  • Visados y autorizaciones de transporte de la empresa (MDLE para ligeros, MDPE para pesados, MPC para privado complementario)

También hay fuentes que apuntan que es recomendable un informe pericial para valorar los sobrecostes derivados de los sistemas de retención de gases.

Ten en cuenta que este fraude afecta no solo a los propietarios que adquirieron uno de estos vehículos nuevos, sino que el abanico se extiende también a los camiones de segunda mano (aunque en estos casos será más compleja la reclamación) y a los procedentes de un leasing, matriculados entre los años 97 y 2011, independientemente de si ahora se encuentran en activo o están dados de baja.

 

¿Negociación o vía judicial?

Aún es pronto para trazar una línea de defensa, y dependerá en parte de tus pretensiones y de tus posibilidades. Lo cierto es que en casos como este, de tramas relacionadas con la industria de la automoción o la banca (por ejemplo se puede recordar el caso del fraude de los motores diésel), la opción predominante es la que busca una solución extrajudicial, es decir, en una negociación.

Acudir a la justicia es más costoso y lento, por lo general. A eso hay que añadir que el autónomo o la pequeña empresa tiene que enfrentarse en los tribunales a grandes corporaciones, lo que dificulta el proceso a pesar de que la Ley y las sentencias respaldan al propietario del camión. Sí, acabarás ganando, es lo más probable, pero en el camino pueden pasar años y sacrificar recursos económicos y de tiempo.

Ante esa perspectiva la opción preferida y más recomendable es la negociación. También las grandes empresas suelen optar por ello ya que de esta forma evitan, entre otras cosas, juicios mediáticos que pueden generar publicidad negativa y dañar su imagen. Para saber cómo afrontar la situación hay que descubrir la postura que adoptarán las cinco compañías involucradas en el cártel de camiones (puede que todas opten por lo mismo, o puede que cada una siga su estrategia) ya que todavía no hay respuesta oficial ante las reclamaciones por daños y perjuicios de los compradores. Pero junto a tu abogado puedes establecer unos objetivos realistas y trazar las líneas maestras de lo que será tu ataque ante este pacto de los precios.

No obstante, si la negociación no resulta satisfactoria no hay que tener miedo por acudir ante un juez. Eso sí, es importante saber que no todos los casos son iguales, y por eso no se pueden llevar igual. Los matices hacen que no haya dos situaciones idénticas y puede ser contraproducente el adherirse a grandes plataformas de reclamaciones que no van a tener en cuenta las particularidades de tu situación.

Para contar con un abogado especialista en derecho civil y derecho comunitario que pueda reclamar en tu nombre los daños y perjuicios por el cártel de camiones, no lo dudes. La respuesta es Easyoffer: cuéntanos tu caso a través del formulario online y recibirás, de forma gratuita y sin compromiso, hasta tres presupuestos personalizados de profesionales con conocimiento sobre la materia y dentro de tu área geográfica. Compara y elige tu mejor opción de forma rápida y cómoda. Porque el tiempo, en este caso y más que nunca, es oro.

Etiquetas relacionadas: camión, camiones, cartel, Civil, comunitario, fraude
Daniel Álvarez
Daniel Álvarez Redactor Easyoffer