¿Cuánto cuesta un contrato de arras para la compraventa de una vivienda? Actualizado 2020

¿Necesitas un abogado? Hemos ayudado a personas a encontrar abogado hoy.

¿Necesitas un abogado? Te ayudamos a encontrar un abogado hoy.

Por favor contesta unas pocas preguntas para ayudarnos a encontrarte abogados en tu zona.

Comprar o vender un bien inmueble es siempre una compleja decisión.
¿Es la venta la mejor solución? ¿Qué precio de venta es el más justo? ¿Se estará pagando un importe demasiado alto por la vivienda? ¿Será esa propiedad la más adecuada para ti o para tu familia? Son muchas las dudas que pueden asaltarnos, tanto a los compradores como a los vendedores.

Por eso, el de la compraventa de un bien inmueble es un procedimiento que no debe hacerse rápido ni a la ligera. Una decisión tan importante requiere tiempo, reflexión y, sobre todo, llevar a cabo ciertos consejos o precauciones. De entre todos ellos, destaca el de redactar y firmar un contrato de arras.

Si todavía no conoces los detalles y características de este tipo de contrato, te recomendamos seguir leyendo. En este artículo te explicamos en qué consiste, cuándo es recomendable hacerlo, cómo se redacta y cuánto cuesta contrato de arras.

¿Qué es un contrato de arras?

Las arras son un contrato privado que se firma entre comprador y vendedor. Normalmente se utiliza en las operaciones de compraventa de inmuebles. Sin embargo, no es extraño encontrar casos de contratos de arras para otros bienes, como un coche, por ejemplo.

En líneas generales, el contrato de arras se caracteriza por asegurar que efectivamente la compraventa de un inmueble va a tener lugar. Para ello, el comprador entrega una pequeña parte del precio de la vivienda al vendedor en concepto de señal. Así, el vendedor obtiene cierta seguridad. Y el comprador se asegura también que el inmueble no es finalmente adquirido por otra persona.

El contrato de arras también contempla la posibilidad de renunciar a esa compraventa. Eso sí, en la mayoría de los casos incluye una penalización para la parte incumplidora del contrato. Así, si el que renuncia es el comprador, perderá la señal. Y, si es el vendedor, tendrá que devolver al comprador el doble del importe de la señal.

Como puedes imaginar, el contrato de arras tiene un gran valor en cualquier operación inmobiliaria. Es por ello que, si lo necesitas, lo ideal es que recurras a un abogado especializado para que te ayude con su redacción. Más que nada, porque has de asegurarte de que ninguna de las cláusulas del contrato te perjudica. Él te informará, también, acerca del precio del contrato de arras.

El contenido esencial del contrato de arras

Es importante que el contrato de arras recoja la información y las condiciones básicas de la operación. Estas serán un adelanto de lo que posteriormente contendrá el contrato y su correspondiente escritura de compraventa.

Así, el contrato de arras debería recoger al menos los siguientes puntos esenciales:

  • Los datos personales tanto del vendedor como del comprador.
  • La descripción detallada del inmueble o del bien de que se trate, así como su identificación, si corresponde.
  • Importe de la señal o anticipo (que se descuenta del precio final).
  • El precio final de la compraventa y la forma admitida de pago.
  • Reparto de los gastos que pudieran surgir durante la compraventa
  • El plazo de tiempo que se otorga para hacer efectiva la compra.
  • El compromiso de elevar el contrato a escritura pública.
  • Las firmas del comprador y del vendedor.

Diferentes tipos de contratos de arras

Se admiten básicamente tres tipos de contrato de arras, según el objetivo que se persiga en cada caso:

Las arras confirmatorias

Como su propio nombre indica, las arras confirmatorias se formalizan para confirmar, o reforzar, el compromiso de compraventa. Constituyen, de hecho, una prueba de la celebración futura del contrato. E incluyen el pago de una señal en concepto de anticipo del precio final.

Las arras penales

Las arras penales lo que pretenden es asegurar la compraventa, mediante el establecimiento de una penalización en caso de incumplimiento del contrato. Además, esta modalidad de arras permite exigir el cumplimiento, aunque sea de manera forzosa.

Las arras penales son las más utilizadas, sobre todo cuando se desea tener la garantía de que finalmente el contrato va a cumplirse.

Las arras penitenciales

Finalmente, las arras penitenciales, también llamadas de desistimiento, son un mecanismo que permite a cualquiera de las dos partes resolver de manera unilateral el contrato.

Si lo resuelve el comprador, este pierde la señal que ha entregado. Y, si quien se echa atrás es el vendedor, este deberá devolver al otro el doble de lo aportado en concepto de señal.

Arras vs. pago aplazado

Es importante conocer la diferencia que existe entre el concepto de arras o y el de pago aplazado. Pueden parecer similares a simple vista, pero su función y utilidad no son las mismas.

El contrato de compraventa con pago aplazado refleja la obligación de formalizar la compraventa. Y esta no puede ser evadida ni por el comprador ni por el comprador. Al contrario de lo que ocurre con las arras, que sí permiten la resolución unilateral del contrato, aunque por ello haya que hacer frente a una penalización.

¿Cuál es el precio del contrato de arras?

En general, este tipo de contratos no supone un coste demasiado alto para los clientes. Si nos ceñimos al ámbito inmobiliario, la gestión completa de este contrato tiene un precio medio en torno a los 1.300 €. En ocasiones, es posible realizar este trámite por el precio mínimo de 800 €. Y otras veces ese precio puede llegar a ascender hasta su máximo, unos 2.000 €.

En cualquier caso, el precio del contrato de arras para la compraventa de una vivienda dependerá de la envergadura y de la complejidad de la compraventa.

¿Cuánto cuesta la redacción del contrato de arras?

Si hacemos referencia exclusivamente al precio de la redacción del contrato de arras, el importe se reduce. En este caso, encontrarás un precio medio de unos 300 €, un precio mínimo de 200 € y un máximo de 400 €. Como ocurre con la mayoría de trámites, su importe final dependerá de la complejidad de cada caso.

Encuentra abogados especializados en Derecho Inmobiliario en Easyoffer

Ahora que ya sabes cuánto cuesta un contrato de arras para la compraventa de una vivienda, el siguiente paso es encontrar el mejor asesoramiento.

Recuerda que, para obtener un presupuesto adaptado a tu caso particular, tienes la posibilidad de recurrir a Easyoffer.

Júlia Jiménez
Júlia Jiménez Periodista, redactora freelance y SEO copywriter www.lasletrasdejulia.com